El Chevrolet Corvette L88 fue una creación de Zora Arkus-Duntov, conocido como el “Padre del Corvette”, y empezó a producirse en 1967 (como vimos en la historia del Corvette, el modelo original comenzó a fabricarse en 1953). Duntov había animado a Chevrolet a instalar cambios manuales y mejores motores en el Corvette para convertirlo en el mejor coche de carreras, lo que le llevó a crear el L88, que llevaba un motor V-8 Chevy.

El L88 se ofrecía como opción de fábrica, ya que era un requisito para participar en algunas competiciones, sin embargo, GM mantuvo esto en secreto porque querían que solo fuese un coche para carreras y no para el público normal, lo que la convertía en la opción “escondida” más potente.

Corvette-L88  (1)

Además, GM falseó la potencia del L88 declarando que era de 436 CV, lo que confundía a los amantes del Corvette ya que tenía menos potencia y costaba el doble que el L71 (otra estrategia para mantener el L88 fuera de las carreteras), sin embargo, el L88 realmente tenía entre 550 y 590 CV.

Como muchos coches de carreras, el L88 no incluía aire acondicionado, dirección asistida o radio, y llevaba una pegatina que avisaba de que solo se podía utilizar gasolina para carreras, de 103 octanos. Además, al elegir la opción L88 estaban obligados a elegir otras opciones de fábrica como una suspensión especial o un sistema de frenos, que hacían que el precio del L88 fuese el doble del precio del Corvette normal.

Corvette-L88  (10)

En 1967 tan solo 20 Corvettes fueron equipados con la opción L88, en 1968 llegaron a 80 y 116 unidades en 1969, año en el que dejaron de fabricarse debido que sus emisiones de CO2 no cumplían con la normativa.

Una de esas últimas 116 unidades, que es también una de las únicas 10 fabricadas con un eje trasero con una relación 4.56:1 fue subastada por Rick Cole Auctions en Monterey. Ha recorrido menos de 4.000 km recorridos, no ha sido nunca reformado y en este tiempo ha tenido cinco propietarios, de los cuales los dos primeros miembros del Club del Corvette de Michigan. Su precio estimado, de entre 650.000 y 750.000 dólares, hace que quizá en General Motors estén ahora bastante más orgullosos de él que en sus inidios.

Fuente: Rick Cole Auctions, Supercars

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta