Esta semana se presentó el nuevo Corvette 2014 en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica 2013, celebrado en Detroit.. Es un acontecimiento importante, ya que es el deportivo fabricado de forma ininterrumpida durante más años en el mundo, además del más vendido en Norteamérica, con un 33% de cuota del segmento.

Y, justo hoy, el 17 de enero, se cumplen 60 años del inicio de la historia del Corvette Corvette. Desde entonces no ha hecho más que aumentar su reputación, a través de continuos retoques que han mejorado su rendimiento. Pero ha habido muchos elementos comunes en este coche, un banco de pruebas fantástico para General Motors:

  • Todos los Corvette han sido coches deportivos de dos plazas con motor delantero, tracción trasera y una alargada relación eje-pilar A que realza su frontal alargado.
  • Los Corvette siempre han presentado carrocerías fabricadas con materiales compuestos, desde la fibra de vidrio de los primeros coches de 1953 a otros compuestos más avanzados y ligeros, como la fibra de carbono usada actualmente.
  • El V-8 de bloque pequeño ha sido el motor estándar del Corvette durante 57 de sus 60 años de existencia.

Pasemos ahora a conocer cada versión más detenidamente,

El primer prototipo. 17/01/1953

El Corvette empezó a cautiva desde que se presentó su prototipo, con carrocería de fibra de vidrio ,en la exposición Motorama que General Motors organizó el 17 de enero de 1953 en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

Fue tal su éxito que la producción comenzaría seis meses después. Sería  el primer coche con carrocería de fibra de vidrio fabricado a gran escala. Este material es más ligero que el acero, lo que contribuye a mejorar la relación potencia-peso del coche. Además, permite un diseño más flexible para su curvilínea carrocería, que se podía moldear con una prensa de acero convencional.

1.ª generación (Corvette C1): 1953-1962

El estilo evolucionó notablemente durante la primera generación del Corvette, pero se fijaron muchos rasgos de diseño que con el tiempo pasarían a formar parte de su ADN, como la alargada relación eje-pilar A, los faros traseros dobles y redondeados y el interior con estilo de cabina doble. Todos los modelos de la primera generación eran descapotables.

Los aficionados suelen referirse a los Corvette de primera generación como modelos de eje trasero rígido, ya que usaban una arquitectura modificada de turismo de Chevrolet con un eje trasero motriz. Durante los dos primeros años, el Corvette llevó un potente motor de seis cilindros en línea de Chevy, apodado Blue Flame (llama azul). El emblemático V-8 de bloque pequeño llegó al coche durante el tercer año de producción, como te contamos en este vídeo homenaje al Corvette C1.

2.ª generación (Corvette C2): 1963-67

El Corvette de segunda generación, se apodó Sting Ray en honor a un prototipo de competición que influyó en su desarrollo. Supuso una revolución en cuanto a diseño, tecnología y prestaciones, ya que contaba con una arquitectura específica diseñada a medida. Se bajó el centro de gravedad y la posición de los ocupantes, más deportiva, y se usó una nueva suspensión trasera independiente que mejoraba el agarre.

El término Sting Ray, que significa pez raya, se debe a la espina dorsal que recorre el centro de la carrocería y divide en dos partes la luneta trasera. El Corvette C2 también presentaba faros delanteros retraíbles, que sería seña de identidad del modelo durante los siguientes 41 años.

Como vimos en el vídeo homenaje del Corvette C2, se incorporó a la gama la versión coupé y las ventas se duplicaron en los años siguientes. Además, la nueva estructura del bastidor y el sistema de suspensión independiente convirtieron al Corvette en un coche deportivo de primera clase.

3.ª generación (Corvette C3). 1968-1982

La tercera generación del Corvette fue la más duradera. Se presentó en 1968 con el nombre Stingray (una sola palabra, en lugar de las dos de la segunda generación), aunque los aficionados suelen llamar tiburón por su estilo agresivo. Se identifican al instante por el prominente diseño de sus abultados pasos de rueda y su enorme morro delantero. Se mantuvieron los faros delanteros retraíbles y los faros traseros dobles.

Al principio de la generación, eran muy populares los motores de bloque grande de 435 CV, pero durante los siguientes años se introdujeron cambios en la potencia debido al uso de combustible sin plomo y  mayores restricciones en cuanto a emisiones. En 1975, el bloque pequeño 350 de serie solo alcanzaba 165 CV, un 20% menos que el bloque pequeño original de 195 cv usado en 1955.

Por eso los ingenieros mejoraron en el uso de materiales compuestos en la carrocería. Pasaron de la fibra de vidrio convencional a las láminas compuestas moldeadas (SMC), que daban como resultado paneles de carrocería mejor acabados. Pese a las menores prestaciones, el Corvette de tercera generación gozó de una popularidad sin precedentes. Las 58.307 unidades vendidas en 1979 siguen siendo el récord anual de ventas del Corvette, como contamos en el vídeo homenaje al Corvette C3.

4.ª generación (Corvette C4). 1983-1996

El Corvette vivió importantes avances en diseño, prestaciones y medidas de seguridad. Avances como el panel de instrumentos electroluminiscente con pantallas digitales plasmaron el espíritu de los años 80. Se mantenían sus  proporciones, los faros traseros dobles y los faros delanteros retraíbles, al tiempo que se incorporó una nueva luneta trasera con portón para facilitar el acceso al maletero.

Los avances tecnológicos del C4 comenzaban desde su base, con una estructura de bastidor a modo de columna vertebral unificada. La nueva carrocería era más estilizada, con un coeficiente aerodinámico de 0,34, casi un 25% menos que el C3, como contamos en el vídeo homenaje al Corvette C4.

Bajo el capó, en 1985 se introdujo la tecnología Tuned Port Injection, que marcaría el comienzo de la era moderna de la inyección de combustible, estableciendo la reputación del Corvette como deportivo de altas prestaciones con un excelente nivel de consumo. Como curiosidad, en 1983 no se comercializó ningún modelo, y solo se fabricaron 44 prototipos (hoy solo queda uno de ellos, expuesto en el National Corvette Museum de Bowling Green, Kentucky).

5.ª generación (Corvette C5). 1997-2004

El Corvette 1997 era más grande que el C4 saliente, pero pesaba casi 45 kilogramos menos, gracias al uso de paneles de SMC con mayor contenido de materiales plásticos avanzados. También l nuevo chasis del Corvette, que empleaba raíles robustos y secciones hidroformadas para aportar fortaleza con menor complejidad y peso. Las secciones del suelo usaban una combinación de materiales, como la ligerísima madera de balsa, para reducir la masa.

El nuevo motor de bloque pequeño Gen 3 también contribuyó a reducir el peso y mejorar el equilibrio general del C5. Presentaba un ligero bloque de cilindros de aluminio y culatas del mismo material, así como un colector de admisión compuesto que pesaba menos de 4,5 kg, tal y como contamos en el vídeo homenaje del Corvette C5.

Además, en su proceso de fabricación el Corvette lideró el cambio hacia un sistema de pintura al agua más ecológico, en el que se reducía del 60% al 10% la presencia de disolventes en la mezcla.

6.ª generación (Corvette C6). 2005-2013

Por primera vez desde 1962, el Corvette montó faros delanteros fijos, una decisión que buscaba reducir el peso, la complejidad y la resistencia aerodinámica. No cambiaron los faros traseros redondeados y dobles, y el interior con estilo de cabina doble.

El Corvette C6 compartía el diseño básico del chasis y la arquitectura del C5. A pesar de incluir algunas prestaciones de seguridad que añadían varios kilos, las  medidas para reducir el peso permitieron mantener el peso en orden de marcha del coche solo unos 10 kilogramos por encima del modelo de 1997.

Con el lanzamiento del C6 Z06 en 2006, Chevrolet llevó aún más lejos su compromiso con las prestaciones del Corvette mediante el uso de la tecnología y materiales ligeros. Presentaba una estructura de chasis de aluminio (que pesa un 30% menos que la de acero) y paneles de fibra de carbono que contribuían a conseguir un peso en orden de marcha inferior a 1.450 kg. El Corvette ZR1 2009 usaba la misma estructura de chasis de aluminio que el Z06 y la carrocería llevaba varias piezas de fibra de carbono, incluido el panel del techo.

7.ª generación (Corvette C7). 2013

El Corvette C7 aprovecha la avanzada tecnología de tren motriz usada de forma vanguardista en modelos anteriores, lo que lo ha convertido en el Corvette de serie más potente y eficiente hasta la fecha.

Los materiales ligeros y las tecnologías avanzadas que impulsaron el desarrollo y las prestaciones del Z06 y el ZR1 sentaron las bases para el Corvette de séptima generación, que presentar una estructura de aluminio en el modelo básico que es un 60% más rígida que la empleada en los modelos Z06/ZR1.

Fuente: Chevrolet
Galería de fotos de la historia del Chevrolet Corvette:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta