Hoy traemos una de esas historias que seguro que no dejan indiferente a nadie y que, además, harán que te replantees muchas cosas sobre tu forma de vida.
Este es Chris Sawey, y se define a si mismo como “un hombre en transición”. 

Tras un desafortunado giro del destino, este joven se encontró sin trabajo y sin ningún tipo de ingreso para pagar todas las facturas que debía, con lo que decide no darse por vencido y dar un giro radical a su vida.

Chris cuenta como en un momento de su vida, sin dinero y sin posibilidades reales a corto plazo de encontrar un trabajo, decidió hacer una lista con cada cosa que realmente iba a ser imprescindible para su día a día, calculo el espacio de su coche y decidió que la única manera de poder llevar a cabo todos sus planes sería comenzar a vivir en su Prius.

Bromeando lo bautizó con el nombre de “Hotel Prius“, aunque lejos de ser una broma, este coche se ha convertido en su hogar durante el último año.

prius

El autor del vídeo dice que, aunque es cierto que al principio suponga un reto, al final acabas acostumbrándote a vivir en un coche e incluso, consigues ver ciertas ventajas que tiene vivir en una “casa” que puede desplazarse contigo. Es cierto que si le sale un trabajo de cualquier tipo en otro lugar del país, es tan sencillo como cerrar el maletero y simplemente desplazarse a dicho lugar.

Por supuesto, al leer estas palabras la primera pregunta que se nos viene a todos a la cabeza es la misma:¿Dónde se ducha Chris? Dice que él lo que hace es pagar la factura de un gimnasio, entre 10 y 25 dólares al mes, y que es allí donde se duchará, hará ejercicio e incluso tendrá opción a utilizar el wifi siempre que le haga falta.

cocina-prius

Chris también dice no tener excesivos problemas para encontrar aparcamiento, siempre que se encuentre dentro de las leyes locales nadie le suele poner problemas. Además ¿Quién pensaría que hay alguien viviendo dentro de un Prius?

Sin duda, la historia de Chris es una de esas historias que nos hacen darnos cuenta de que no necesitamos tanto como pensamos, y que realmente podíamos prescindir de muchas de las cosas que hacen que nuestro día a día sea más pesado e incluso, estresante.

Fuente: Blog Chris Sawey

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta