En 1922 ya había atrevidos que no tuvieron miedo a cruzar el Sahara. Entre ellos el fundador de Citroën, André Citroën, todo un aventurero que promovió varias expediciones pioneras entre las que estaba la travesía del desierto del Sahara.

La marca francesa empleaó entonces varios Citroën B2 K1. La letra K indica que empleaba el sistema de orugas patentado por el mecánico francés Adolphe Kégresse y Jacques Hinstin. El número 1 indica que se trataba de la primera serie de dicho vehículo semi-oruga. Y fue el Citroën B2 K1 el primer coche capaz de atravesar el desierto del Sahara, si bien este vehículo es conocido popularmente como Scarabée d’Or (escarabajo de oro en francés), un nombre que suena mucho más acorde con su historia.

Citroen B2K1

La expedición arrancó el 17 de diciembre de 1922, con una caravana de tres vehículos, que les llevaría a recorrer nada más y nada menos que 3.200 kilómetros en las condiciones más complicadas a las que jamás se hubiera enfrentado un automóvil hasta la época y en un trayecto de 21 días. 3.200 kilómetros sin señalización y, obviamente, sin la ayuda de los sistemas de localización y orientación de los que ahora disponemos.

Ahora la marca piensa revivir esta hazaña pero ¿cómo? Resulta que el Museo Citroën conserva uno de los  Scarabée d’Or originales de aquella expedición, con sus cadenas y su carrocería abierta (valiente fue haberse enfrentado a ese viaje sin ninguna protección y sin saber a las circunstancias con las que se podía encontrarse).

expedicion 3

Para recordarlo la marca francesa, junto con la Escuela Superior de Artes y Oficios (ENSAM) y del Liceo de Oficios del Automóvil y del Transporte Chateau d’Epluches, en Francia, han creado dos equipos de trabajo. Uno se encargará de recopilar toda la información técnica, realizar los planos del vehículo y construir una maqueta a escala 1:1 del original. El otro tendrá una tarea más interesante se encargaran de utilizar toda la información para crear un nuevo Scarabée d’Or exactamente como el original incluyendo su carrocería y motor.

Está previsto que esta el recuerdo de aquella aventura ahora histórica y apasionante comience el próximo 1 de septiembre de 2016, cuando el Scarabée dÓr sea trasladado al campus de la ENSAM. Al finalizar la reconstrucción (dentro de unos tres años) el vehículo se expondrá al público. ¿Se atrevería alguien a repetir la aventura en el mismo vehículo?

Fuente: Citroën
Galería de fotos:

Ver galeria (2 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta