Pagar las clases de conducir con sexo es una realidad que está ocurriendo en Holanda. Si, así es, por muy raro que te parezca no solo es una verdad conocida por muchos en la web, sino que hace unos días el ministro de Justicia holandés, Ard van der Steur, junto con la titular de la cartera de Transportes, Melanie Schultz, han confirmado que es legal.

De acuerdo con las declaraciones del alto cargo, intercambiar ambos servicios no se puede considerar como “prostitución ilegal”, siempre y cuando la iniciativa salga del instructor y no estén involucrados menores de 18 años.  Pero la realidad no es así. En la red cientos de hombres y mujeres ofrecen a través de anuncios pagar las clases de conducir con sexo, por lo que contravendrían directamente la reflexión realizada por Van der Steur. Aunque ambos coinciden que está práctica es “indeseable”, afirman que no puede ser considerada como prostitución.

A raíz del escándalo, también se ha puesto en tela de juicio la implicación de algunos menores en este tipo de prácticas. En Holanda es legal comenzar la formación para el carnet de conducir con 16 años y medio, por lo que muchos menores podrían estar inversos en este tipo de intercambios.

autoescuela

La situación ha generado tal revuelo en el país que diversas organizaciones, incluida la de vendedores de automóviles Bovag, han afirmado que “no se puede cerrar los ojos” ante este tipo de prácticas. “Cada vez hay más jóvenes en las autoescuelas que podrían estar involucrados en estos intercambios” declaraba Tom Huyskens, portavoz de Bovag  a la cadena local NOS. A lo que Van der Steur ha respondido que “cuando profesores de autoescuela ofrecen clases a menores a cambio de sexo, entonces sí que está prohibido”.

Con el objetivo de descubrir cuán comunes son estas prácticas, la policia de Roterdam ha iniciado una investigación para analizar la situación (los resultados de las mismas aún no se han desvelado). Sin duda, una situación un tanto peculiar que tiene lugar en un país donde el uso del coche cada vez recuce más y donde los problemas de tráfico, lejos de ser producidos por los vehículos, los ocasionan el uso generalizado de otro medio de transporte: la bicicleta.

Fuente: Ecomotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta