Logo de Noticias Coches
BYD e3-Coche Autoescuela Manual (1)
Luis Blázquez

Eléctrico y manual, perfecto para que puedas sacarte el carné en tiempos de transición

Sabemos que el mercado chino tiene algunas peculiaridades, como el gusto por berlinas de batalla extendida. Pero también para sacarse el carné de conducir. La licencia china tiene dos categorías principales: C1 y C2. La última solo permite conducir vehículos automáticos, por lo que la mayoría de los conductores busquen la licencia C1, que sería más completa. Pero el mundo se vuelca cada vez más con los vehículos eléctricos, los cuales destacan por la ausencia de un cambio manual.

Para ayudar a estos ciudadanos a convertirse en conductores más completos de una manera limpia, BYD desarrolló una versión del e3 eléctrico con transmisión manual de cinco relaciones. Pero vayamos por partes. Desde el punto de vista estético, la forma general de la versión de autoescuela del BYD e3 es, básicamente, la misma que la de la versión estándar. Las únicas diferencias visibles las encontramos en que viene con una pintura exclusiva bitono, y en que se integra un pequeño espejo exterior auxiliar sobre el espejo retrovisor de origen.

El interior por su parte es lo más destacado de este modelo. En comparación con cualquier otro BYD e3, el derivado para autoescuelas añade un pedal de embrague con su palanca de cambios asociada. Ah, y también hay un freno de mano mecánico que reemplaza al freno de estacionamiento electrónico. Y si somos detalles, hay un cuarto pedal, concretamente el del freno en el lado del copiloto. Pero, ¿qué hace realmente ese saliente de la consola central? En pocas palabras, ayudar a los aspirantes al carné de conducir en tiempos de transición.

Debido a las características de un motor eléctrico, este tipo de vehículos no necesita usar un embrague o los engranajes de una caja de cambios para regir la conversión de la potencia de salida. Por tanto, los vehículos eléctricos puros que existen actualmente en el mercado tienen, básicamente, una transmisión de una sola relación que funcionamiento y se siente como una caja de cambios continuamente variable (CVT), del tipo que podrías encontrar en los modelos híbridos de Toyota o en un scooter típico; no hay saltos entre marchas.

Aunque el cambio manual de este BYD e3 se ve igual que el modelo de cambio manual de la vertiente de combustión interna en términos mecánicos, lo cierto es que aquí tan solo es un modo manual simulado. Y para un vehículo eléctrico que utiliza una caja de cambios manual simulada, ¿cuál es la coordinación operativa y la experiencia entre el embrague y el cambio manual? Primero, que debería ser más sencillo de conducir que sus equivalentes térmicos, y segundo, no te sentirás un inútil al pasar a tu coche de tres pedales cuando apruebes.

Lo que no está muy claro es cómo BYD está implementando dicha transmisión en H en este momento, ya que no está vendiendo el coche a los consumidores habituales. Sin embargo, Car News China informa que el susodicho viene con varios modos de conducción (llamados economía, enseñanza, bloqueo del acelerador y deportivo), todos los cuales, aparentemente, están diseñados para simular escenarios en diferentes propósitos lectivos. Nos preguntamos qué tan duro estará el embrague para hacer frente al par de un propulsor eléctrico.

El precio del modelo de autoescuela del BYD e3 manual es de 131.800 yuanes (16.770 euros, aprox.), mientras que el del automático es de 141.800 yuanes (18.400 euros, aprox.), lo que es realmente extraño si tenemos en mente que este último ya fue concebido para aceptar dicha transmisión. Por otro lado, el sedán acoge una batería de 38 kWh de capacidad y tiene una autonomía de crucero de 350 kilómetros, más que suficiente para unas pocas lecciones al día (suponemos que habrá una flota para todos los aspirantes, no un único modelo).

Fuente: BYD, Car News China

Galería de fotos:

  • autoescuela
  • coches eléctricos
  • sedán