La tecnología no solo se ha introducido en todos los rincones de nuestro vehículo, poco a poco también se están haciendo un hueco en los test para evitar accidentes y comprobar la resistencia del propio coche. Los maniquíes que todos hemos visto en más de un anuncio e incluso en las noticias, podrían haber llegado a su fin, pues los avances en materia de simulaciones virtuales parecen ser mucho más útiles y fiables augurando un futuro en el que el número de fallecidos en accidentes de tráfico sea mucho menor. Y este par de avances tienen mucho que ver

Adiós a los dummies

La Universidad  Wake Forest (EE.UU.) ha desarrollado un superordenador que permite comprobar cuan graves serían las lesiones de un ser humano durante un determinado accidente a través de un simulador virtual. Este sistema ha permitido a los investigadores analizar los efectos de un impacto con un nivel de detalle mucho mayor, y probar hasta 140 formas y posturas corporales diferentes en el momento del impacto. Aún lado quedarían los míticos maniquíes que solo son capaces de recibir la información de 20 puntos del cuerpo.

Dummies digitales

Los datos extraídos están demostrando ser muy valiosos para los fabricantes de coches. “Los dummies digitales ayudan a determinar los mejores métodos para modificar el chasis, el interior, los asientos, los reposacabezas, los cinturones, los salpicaderos y los sistemas de seguridad activa de los vehículos, como los airbags, para mejorar la seguridad desde el principio del proceso de diseño”, explica Bill Veenhuis, un ingeniero de Nvidia, empresa proveedora de material automovilístico.

crash test dummies

Este programa es capaz de reproducir de forma perfecta la forma humana gracias a la combinación de mas de 1,8 millones de datos al mismo tiempo. Solo gracias al desarrollo del hardware informático ha sido posible llegar hasta este gran avance tecnológico en materia de seguridad y perfeccionamiento de los automóviles en caso de accidentes.

“Hace dos décadas, se necesitaban dos semanas para completar el análisis de un choque con un maniquí digital”, afirma Veenhuis. “Hoy, podemos completar el típico estudio de impacto frontal en una noche“. Los dummies (puedes conocer aquí su historia), seguirán utilizándose, pero en muchas menores cantidades, lo que sin duda redundará en un menor coste para hacer coches más seguros.

Adiós a crash-test con coches reales

Otra prueba de que se está avanzando en este sector, es otro sistema de simulación virtual que ya utilizan Honda y Acura en la simulación de sus modelos. Con este programa virtual se puede elegir la zona del coche que queremos analizar e ir aplicando diferentes presiones para comprobar cómo reacciona el vehículo paso a paso. Los resultados de las pruebas tienen una exactitud sorprendente, muy similar al mundo real. Descomponer pieza a pieza el vehículo ya es posible con este sistema, además de descubrir cómo reacciona cada una de ellas en los impactos.

Dummies digitales

El uso de estas tecnologías no permitirá un ahorro considerable a las marcas al no tener que emplear vehículos reales en las pruebas de choque. También permitirá reducir el impacto medioambiental con la reducción de residuos y conseguir vehículos más seguros en caso de impacto. Aunque, el test final se llevará a cabo en un automóvil de verdad, con todas las prestaciones necesarias para verificar en última instancia los datos aportados por los diferentes sistemas virtuales.

Viendo todos estos avances, nos damos cuenta de los lejos que quedan las antiguas pruebas de choque y cómo la tecnología llega a todos los niveles de nuestra vida. A continuación te dejamos un vídeo donde podrás descubrir las diferentes aplicaciones del sistema que usa Honda en la actualidad.

Fuente: Honda, MIT 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta