Fue en el pasado Salón de París, a principios de octubre, cuando Mercedes-Benz presentó el lavado de cara del Clase B, un coche que ya está disponible en el mercado. Cuando se dieron a conocer los precios y equipamientos la marca anunció que el Mercedes Clase B eléctrico, también llegaría a los concesionarios, si bien algo más tarde.

Llama la atención que, mientras la opción de mucho fabricantes para crear modelos 100% eléctricos es sobre una base totalmente nueva, caso de los BMW i3, Nissan Leaf o Renault Zoe, Mercedes haya optado por desarrollarlo sobre un modelo ya existente, el Clase B. Esto tiene sus problemas ya que, al no crear el coche desde cero, es más complicado ubicar las baterías sin que esto suponga una merma de habitáculo o maletero. En el caso de este Clase B eléctrico las baterías se ubican en el “Energy Space”, una zona en los bajos del vehículo pensadas el diseño de la plataforma del vehículo y quees donde también se ubican los depósitos da gas natural del Clase B 200 Natural Gas. La parte buena de utilizar un modelo existente es que para la marca es más barato el desarrollo… y eso se traduce en un mejor precio para el usuario. Por ahora, parece una prueba para no perder comba en este mercado, porque exteriormente no se diferencia demasiado de un Clase B convencional.

Mercedes-Benz Clase B Electric Drive 2015 01Este Mercedes Clase B Electric Drive equipa una mecanica totalmente eléctrica que rinde 180 CV de potencia y 340 Nm de par. Toma la energía de una batería de iones de litio, con una capacidad de 28 kWh, que se podrá recargar en nueve horas en una toma doméstica de 230V/13A, y en 2 horas y cuarenta minutos cuando se utiliza el WallBox en su máxima potencia (400V/16A). Otra opción son las cargas rápidas, con las que es capaz de recargar el 80% en apenas media hora. Para llegar a esa cifra de potencia, idéntica a la del BMW i3, Mercedes-Benz se ha apoyado en tecnología de Tesla, que ha adaptado las baterías y el motor eléctrico del Model S al Clase B.

Las prestaciones del Mercedes Clase B con esta mecánica eléctrica son realmente buenas. A pesar de que la velocidad máxima se ha limitado a 160 km/h (para no agotar demasiado pronto su batería) y acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. El dato clave, la autonomía, de este Mercedes Clase B Electric Drive es de 200 km aunque dependerá del tipo de conducción y el equipamiento eléctrico que se emplee. Además en ocasiones puntuales (no se puede realizar siempre, pues afectaría a la vida útil de la batería), se puede utilizar el modo Range Plus que aumenta en 30 km la autonomía total usando más batería de la habitual en la recarga.

Mercedes-Benz Clase B Electric Drive 2015 02El coche cuenta con tres modos de conducción para adaptarlo a las necesidades:

  • Modo E+ (Economy +): Pensado para circulación urbana, la potencia se reduce a 65 kW (88 CV) y la velocidad máxima se limita a 110 km/h. Puede resultar suficiente para la mayoría de las circunstancias, salvo en autovía,
  • Modo E (Economy): con el que dispondremos de 98 kW (133 CV) bajo el pedal del gas
  • Modo S (Sport): Ofrece todo el potencial disponible… aunque si uno pisa el pedal a fondo en cualquiera de los tres programas contará con toda la potencia de forma momentánea.

Cuenta también con cuatro niveles de recuperación de energía de frenada (D-, D, D+ y D Auto). En el primero de ellos se muestra un efecto de freno motor más intenso, de modo que al levantar el gas el coche ralentizará su marcha de forma más acusada que en los otros modos, permitiendo una mayor recarga de la batería y limitar el desgaste de los frenos.

Mercedes-Benz Clase B Electric Drive 2015 15¿Y el precio de este Mercedes Clase B eléctrico? Pues caro, pues supone pagar nada menos que 43.000 euros. Si uno se acoge a las ayudas del Gobierno a la compra de este tipo de vehículos se queda en 36.500 euros, que sigue siendo una cifra bastante elevada si tenemos en cuenta sus limitaciones. Se sitúa en el rango de los precios del BMW i3… pero con una imagen mucho más discreta. Debemos recordar que en algunas comunidades existen más ayudas, que pueden hacer mucho más asequible esta cifra.

Mercedes-Benz Clase B Electric Drive 2015 interior 01Sí es cierto que, detrás de esa cantidad tan alta hay un equipamiento más que generoso. Cuenta con faros bi-xenón con lavafaros, llantas de aleación de 18 pulgadas, ESP, TCS, ABS, EBD, múltiples airbags, sistema de sonido con CD MP3, bluetooth, puerto USB, preparación para navegador Garmin, climatizador automático Thermotronic de dos zonas con filtro de calidad de aire y carbón activo, ordenador de viaje adaptado, control de crucero, sensor de lluvia, sensor de luces, instrumentación con display TFT de siete pulgadas, freno de mano eléctrico… Y siempre podrá equiparse aún más, como con un ruido artificial que emite por debajo de 30 km/h, que ayuda a los peatones a detectar la presencia del coche.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (19 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta