A la hora de intentar registrar un récord de velocidad hay que tener en cuenta que vas a corres un cierto peligro. Eso es incuestionable, ya que tienes que exponerte a un límite que muy pocos han probado. Eso es lo que ocurririó al australiano Daz Fellows, que a mediados de 2014 intentó superar o llegar a la velocidad de 482 km/h… en una especie de monopatín-trineo con reactores, no lo logró pero aquí tenemos cómo se preparó para el reto.

El 9 de agosto de 2011 el británico Jason Bradbury ya estableció un récord en esta modalidad, alcanzando una velocidad de 186,41 km/h. Ahora Fellows espera romper no solo el registro existente, sino que se atreverá a superar el doble de la anterior marca. Para cumplir con las estrictas normas del Récord Guinness, el Jet Street Luge sufrió retoques de consideración.

Jet PoweredEl Jet Street Luge tiene un cierto parecido con el skeleton, y es que ambos representan distintas modalidades de descenso en trineo, con la salvedad que el Street Luge, como su propio nombre indica, se realiza por las calles (en este caso, australianas) y en posición supina (tumbado mirando para arriba), mientras en el skeleton su posición es la contraria, tumbado boca abajo. Tanto en una como en otra se caracterizan por no contar con volante ni frenos.

Este dispositivo cuenta con dos motores de turbina de gas que pesan 13 kilogramos cada uno. Cada unidad de potencia proporciona una fuerza de tracción constante de 80 kg, y gracias a la cámara de postcombustión, esta cifra podría incrementarse en un 38 %.

Jet Powered 10El consumo de combustible es de aproximadamente 3 litros por minuto, pero el uso consumo de postcombustión aumenta hasta 4,5 litros/ min. Por lo tanto, con el depósito lleno (22 litros) dispondrá de cinco minutos para realizar el récord, antes de quedarse sin combustible.

Por otro lado, la estructura del Jet Street Luge se diseñó para cumplir con los requisitos aerodinámicos: un peso de 33 kilogramos, una longitud de 3 metros y una anchura de 60 centímetros. Fellows tenía en mente hacer su intento de récord mundial cuando las temperaturas son más frías entre abril y agosto del 2014, no lo consiguió, al menos nadie se hizo eco de ello.

Una vez abierto el apetito, nos quedamos con un vídeo de una prueba realizada en la que veréis cómo este atrevido personaje tiene su cabeza a escasos centímetros del suelo… y de los dos motores a reacción.

[raw]

[/raw]


Fuente: Jet Luge
Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta