“Nuevas pruebas sugieren que vivir cerca de grandes carreteras puede afectar de forma adversa a la cognición. Sin embargo, se sabe poco acerca de su relación con la incidencia de la demencia, la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple”. Así comienza el sumario de un estudio pionero realizado por científicos en Canadá, que han investigado la relación entre vivir cerca de autovías y la incidencia de tres enfermedades neurológicas en Ontario Canadá. Y los resultados son esclarecedores, y alarmantes a partes iguales.

La muestra del estudio la han compuesto 6,6 millones de ciudadanos canadienses de edades comprendidas entre 20 y 85 años. Los investigadores siguieron la salud de los sujetos del estudio durante 11 años, y concluyeron que uno de cada 10 casos de locura podría estar causado por el tráfico. El 95% de las personas que formaron parte de la muestra vivían a menos de un kilómetro de una vía con tráfico denso y la mitad vivían a menos de 200 metros.

A medida que el hogar de la gente se alejaba de una carretera, el riesgo de desarrollar demencia se redujo

Los resultados del estudio concluyeron que existe una asociación entre vivir cerca de tráfico intenso y la incidencia de demencia, pero no con el Parkinson o la esclerosis múltiple. Hasta el 11% de los casos de demencia en personas que viven a menos de 50 metros de una carretera principal pueden deberse a los elevados niveles de ruido que provocan los atascos y a la contaminación del aire. Durante el periodo de estudio más de 243.000 personas desarrollaron demencia.

Es la primera vez que se demuestra que la demencia es más común en personas que viven más cerca de una carretera (a menos de 50 metros), que los que viven más lejos. La demencia implica un trastorno de las facultades mentales de forma progresiva, y se caracteriza por alteraciones de la memoria y la razón y trastornos de conducta. No parece muy descabellado el hecho de que vivir cerca de vías con mucho tráfico provoque un alteración en nuestra salud mental y física, ¿no?

No sólo un problema de salud mental

contaminacion-coches

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  “el 92% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de calidad del aire exceden los límites fijados por la OMS”, y afirma que alrededor de 3 millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a la contaminación de aire de exteriores. “El 94% de las muertes se deben a enfermedades no transmisibles, sobre todo a enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, la neumopatía obstructiva crónica y el cáncer de pulmón. La contaminación del aire también aumenta el riesgo de infecciones respiratorias agudas”, reveló en un comunicado de prensa en septiembre de 2016.

En España, la contaminación mata a 7.000 personas al año, según este organismo. En China, el número de muertes atribuidas a la contaminación en 2012 llegó a 1.032.833 personas, batiendo todos los récords. El científico Richar Muller, afirmó que la última vez que estuvo en Beijing, cada hora expuesto al aire redujo sus expectativas de supervivencia 20 minutos. Tal y como informó Bloomerg en 2015, cada día mueren en China 4.000 personas por la contaminación del aire, según los investigadores.

El terrorífico time lapse que se grabó desde un rascacielos en Beijing evidencia los enormes problemas que vive en país asiático:

Las medidas de restricción de tráfico dentro del protocolo anticontaminación que se están tomando en Madrid se han convertido en una guerra política en la que se han dejado de lado los intereses en la salud de la población para dar paso a una politización feroz del grave problema medioambiental que sufrimos a nivel mundial. Es el momento de preguntarnos si el lugar donde vivimos es seguro, y no si nuestra matrícula es par o impar.

Fuente: The Lancet
Vía: Cadena Ser

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta