En el Salón de Detroit de 2016 conoceremos muchas novedades del sector del automóvil, y en ese escenario tendrá lugar la presentación de un revolucionario prototipo eléctrico Faraday Future FFZERO1.

Este fabricant, con apenas un año y medio de vida, ya cuenta con 750 trabajadores a día de hoy y quiere ser el Tesla de los deportivos. Gracias a este crecimiento que está experimentando, Faraday Future promete sacar a la luz su primer vehículo de producción en un máximo de dos años. Gracias a esto, poder ver una especie de Batmóvil en el futuro ya es posible.faraday future ffzero1 concept

El FFZERO1 incorpora un avanzado sistema de propulsión quad drive, formado por un motor eléctrico en cada rueda, que en combinación superan los 1.000 CV de potencia. Además, permite diferentes configuraciones de tracción: delantera, trasera o total. Además contará con funciones de conducción pilotada o autónoma

Gracias a tanta potencia eléctrica, este prototipo se dice que podría acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y superar la barrera de los 322 km/h.

Tesla Motors marcó el camino y muchos quieren seguirlo. No son pocos los fabricantes que aspiran a dar en la tecla y convertirse en una referencia mundial como Tesla. Faraday Future es uno de ellos y la reciente inversión de 1.000 millones de dólares en su factoría le obligan a dar un paso al frente. Aún es pronto para ver si el Faraday Future FFZERO1 Concept será una referencia, pero la base es buena.

faraday future ffzero1 concept 4

Este revolucionario prototipo presenta un frontal notable, propio de un LMP1 de Le Mans. Este monoplaza de hecho tiene muchos detalles propios de un prototipo de competición con una aerodinámica muy trabajada. La caída de su cabina, los pasos de rueda y los marcados canales de aire son claros ejemplos.

Además el trabajo está en buenas manos, el prototipo ha sido desarrollado por ex trabajadores de Tesla Motors y por integrantes del proyecto del BMW i8.

faraday future ffzero1 concept 3

Su interior es al más puro estilo de competición, reducido a la mínima expresión. Con un volante tipo F1 y un asiento ergonómico desarrollado por la NASA para ofrecer la mayor comodidad posible. Recurre a la realidad aumentada en el parabrisas para la instrumentación, lo que deja un interior minimalista en el que incluso la pantalla de nuestro móvil ejerce como mando de control en el volante. El vehículo estará conectado a Internet en todo momento y permitirá la integración de gadgets y aplicaciones.

Ya estamos ansiosos por poder ver algún día este modelo rodar por la calle, eso si, en manos del público más elitista.

Fuente: Faraday Future
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta