Ford ha puesto sus ojos en el sector de la robótica espacial con el fin de mejorar la conducción y hacerla más eficiente. La compañía americana se ha aliado con el departamento de aplicaciones telémáticas de la universidad politécnica de San Petersburgo para desarrollar durante 3 años, una manera de mejorar la tecnología actual, con el fin de mejorar la comunicación entre vehículos a través de internet.

Actualmente el conductor solo puede basar sus decisiones en lo que está dentro de su campo de visión o confiar en la información transmitida desde otras fuentes como por ejemplo la radio. Lo que ocurre ahora es que los servicios de emergencia o los conductores normales tienen dificultades para llegar a su destino a pesar de que existan rutas libres alternativas.

ford-space-robot-0

Una prometedora solución es que los vehículos se puedan comunicar no solo entre ellos si no también con edificios, farolas, sistemas “cloud” y proporcionar a los servicios de emergencia información en tiempo real de accidentes, heridos o tramos peligrosos.

El problema surge en como hacer eficiente este sistema o incluso como hacer que funcione si el coche o el aparato que se encarga de gestionar la transmisión de información es destruido. Ford da el ejemplo siguiente: cuando ocurre un accidente, el sistema que se encarga de la transmisión de datos es probable que también sufra daños. Por eso la marca busca algo que esté descentralizado, una especie de “internet automovilístico”.

“La busqueda de varias opciones a las que recurrir es muy importante. Si una red no funciona, necesitamos que las otras estén identificadas y con capacidad para enviar los mensajes”, comenta Oleg Gusikhin, director técnico en analítica de sistemas de Ford.

Y aquí es donde entran los famosos robots espaciales. O para ser más exactos, la forma en las que se comunican entre ellos y cómo controlan los astronautas objetos remotamente. La NASA, la Agencia Europea Espacial y otros organismos están trabajando para mejorar la comunicación, ya que las nuevas naves espaciales requieren avances tecnológicos punteros para poder seguir desempeñando estas arriesgadas tareas. Esto es especialmente importante en los robots, ya sean los que ayudan en las estaciones espaciales o los que deambulan en la superficie de Marte.
ford-space-robot-1

A la empresa fabricante de coches le fascinan tres modelos en concreto: Robonaut 2 usado por la NASA, Eurobot y el robot humanoide DLR’s. Estas máquinas usan lo ultimo en tecnología punta de networking como por ejemplo la comunicación LTE inalámbrica y otras de corto alcance.

La clave para que se implemente en la industria automovilística es que se desarrolle un algoritmo que se pueda usar en los coches actuales y que tenga la capacidad de filtrar y enviar los mensajes dependiendo de su importancia y la posición. En recientes declaraciones, Oleg comenta lo siguiente ” Estamos analizando los canales que tienen más resistencia ante cierto tipo de mensajes y tener un plan “b” en el caso de que éstos fallasen en cierto tipo de situaciones”.

En este vídeo, el director técnico de Ford, Oleg Gusikhin, explica cómo funciona este proyecto con la Uniuversidad Politécnica de San Petersburgo para observar los diferentes modelos de comunicación de robots en el espacio, y sus posibles aplicaciones en vehículos terrestres:

[raw]

[/raw]

Fuente: Ford

3 COMENTARIOS

  1. […] Ford se interesa por la robótica espacial de la NASA o la Agencia Espacial Europea para estudiar cómo se comunican entre ellos y aplicarlo a sus vehículos.  […]

Deja una respuesta