Las tensiones entre Corea del Norte, presidida por el líder supremo Kim Jong-un (el cargo no lo hemos inventado nosotros) y Corea del Sur, que tiene como presidenta (por el momento) a Park Geun-hye, van en aumento. Si hace unos meses el hijo del desaparecido Kim Jong-il hacía alarde de supuestas bombas nucleares, ahora su vecino del sur le ha dicho a Google que no puede usar los mapas oficiales del país por motivos de seguridad. A partir de ahora el servicio de Google Maps operará en el país asiático con fuertes restricciones.

Pero, ¿qué es lo que quiere mantener en secreto el rival del líder supremo? Específicamente instalaciones importantes de defensa o del Estado, como bases militares o la casa presidencial. Según el Ministerio de Tierra, Infraestructuras y Transporte, Google no ha aceptado la exigencia de Seúl, que ha pedido difuminar o directamente, eliminar estas zonas claves geoestratégicamente hablando. Seúl se ha escudado en su Ley de Seguridad Nacional que establece restricciones para proteger al país de la comunista Corea del Norte.

kim-jong-un

La Casa Azul, es la oficina ejecutiva y residencia oficial del Jefe de Estado de Corea del Sur, y lo cierto es que actualmente sí aparece en el buscador de Google. No sabemos durante cuánto tiempo Geun-hye seguirá viviendo allí, ya que esta mañana ha anunciado su voluntad de dimitir tras verse implicada en un caso de corrupción. ¿Será que este traspaso de poder atemoriza a los surcoreanos ante una posible invasión?

blue-house-corea-sur

 

Google lleva solicitando acceso a los mapas oficiales desde 2010, pero la desconfiada de Corea del Norte se lo ha denegado reiteradamente. De esta forma, todo se queda en casa: las empresas locales como los portales Naver o Daum y operadores GPS surcoreanos son los que ofrecen servicios de mapas sin restricciones.

Pero los surcoreanos no son los únicos que recurren al veto para salvaguardar su país. Hace unos días los censores chinos se ponían manos a la obra, más aún si cabe, para bloquear el término “Kim Tercero el Gordo”, que hace alusión al visible aumento de peso del líder supremo. Los internautas chinos ya no podrán mofarse del presidente del país vecino.

Tal y como informa El País, “El Gobierno chino está comprometido a crear un clima sano y civilizado de expresión de las opiniones”, ha declarado el portavoz del Ministerio de Exteriores en Pekín, Geng Shuan. Muy sano, sí. Según los servicios secretos surcoreanos, Kim ha engordado 40 kilos en 4 años. Nota: sabemos que esta última información no tiene nada que ver con coches y resulta informativamente irrelevante, pero todo lo relacionado con Kim nos fascina.
kim_yong_un_gordo

Puede que haya engordado, pero a su pueblo no le importa.
lider-supremo

Fuentes: ABC, Agencia Efe

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta