El segmento de los HUD (Head-up Display) cada vez está más desarrollado, ya lo hemos podido ver en algunos fabricantes especialmente en modelos de alta gama, aunque todavía no está implantado de forma general en nuestros vehículos, y es aquí donde iScout quiere marcar un antes y un después con su invento, un HUD portátil que podemos instalar en nuestra coche y revolucionar con ello totalmente la conducción, haciéndola más segura y cómoda, sin perder nunca de vista la carretera algo que es muy importante.

iScout HUD

El iScout Head-up Display funciona con cualquier smartphone y lo que hace es mostrar notificaciones de apps como Whatsapp, Facebook… en una pantalla. También es capaz de aceptar y rechazar llamadas en el manos libres del vehículo con un simple gesto de nuestra mano.

Su pantalla es de tipo fotocrómica y es por eso que sus desarrolladores aseguran que su funcionamiento tanto por el día como por la noche es óptima. El iScout cuenta con su propia aplicación de navegación y su receptor GPS para guiarnos al destino que elijamos.

iScout HUD1

La conectividad Bluetooth permite que sincronicemos nuestro teléfono con el iScout para su control. Algo muy interesante es su conectividad al puerto ODB del coche que permitirá obtener alertas y recomendaciones sobre el estado del depósito del combustible o la velocidad. De hecho al detectar que tenemos poca gasolina puede activar automáticamente una ruta a la gasolinera más cercana.

Y si quieres algo más puedes escoger el modelo Premium que dispone de cámaras de punto muerto que se activan cuando cambiamos de carril o nos disponemos a girar para recibir advertencias en caso de que otros vehículos se aproximen y no los hayamos visto por el retrovisor.

iScout HUD3

Las cámaras son opcionales para el modelo de gama alta que además cuenta con una cámara frontal que permite grabar lo que ocurre durante nuestro viaje o si se produce algún accidente. En este video podrás ver más en detalle su funcionamiento:

El iScout se ha puesto a la venta en Kickstarter, y cuesta 269 dólares (243 €) para la versión básica y 299 dólares (270 €) para la versión Premium, con cámaras de punto muerto. Si consiguen la financiación que buscan prometen que estos dispositivos estarán disponibles el próximo mes de noviembre.

Fuente: Kickstarter

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta