Cada día, 7 millones de niños en España utilizan el autobús como medio de transporte para llegar al colegio. Desde el 2005 es obligatorio el uso de Sistemas de Retención Infantil en vehículos particulares, situación que creaba la paradoja de cómo en los autobuses se permitía ir a los niños sin sistema de seguridad alguno. Además, solo los autobuses homologados a partir de octubre de 2007 están obligados a llevar cinturones de seguridad. El resto de ellos, y son muchos los que todavía circulan para tareas de transporte escolar, no están obligados a contar con ellos.

Por ese motivo, Euraslog ha desarrollado un arnés de sujeción para las butacas de los autobuses, el Kidy Bus Harness, un invento español y que se vende en todo el mundo. Con este invento se disminuyen las posibilidades de que ocurra una fatalidad dentro de un autobús.Kidy bus harness 2

Esta empresa vasca ha sacado al mercado este arnés, constituido a partir de un cuerpo a modo de lona de la que emergen correas para su fijación a la butaca del autobús que, además de proteger, se transporta fácilmente. Aunque el parque de autobuses se están renovando, todavía quedan muchos autobuses que cuentan sólo con un simple cinturón de dos puntos, algo insuficiente para proteger a los más pequeños.

Este invento lo pueden utilizar niños de entre 15 y 36 kilos, y está homologado por el INSIA. Sus características principales son sus cinco puntos de anclaje, con dos cintas regulables que sujetan al niño por los hombros, y otras dos que pasan por encima de la cadera y que se unen en un eje central situado entre las piernas. La silla se fija a la butaca con tres cintas con cierre de seguridad.

Kidy bus harness 1

En caso de accidente la operación de desacoplamiento del niño a la silla pueda realizarse de la forma más rápida posible, con tan sólo accionar sobre el botón rojo de liberación. La presión que hay que ejercer sobre este botón para poder liberar el niño es de 5 kg, lo que evita que los niños más pequeños puedan liberarse accidentalmente.

Lo mejor de todo es que el diseño del cierre no permite que el arnés se pueda montar en otra posición que no sea la correcta, así se evita errores. Además este nuevo sistema de cierre está diseñado para que soporte cargas superiores a 1000 kg.

Kidy bus harness

El arnés de sujeción para butacas KidyBus Harness ha sido diseñado, probado y validado conforme a las normas de aplicación. Supera la prueba del Crash Test y minimiza el riesgo de lesiones graves por frenazos y pequeños choques en zonas urbanas. Se trata de un sistema válido para la mayoría de las butacas de los autobuses, se coloca en apenas 30 segundos y tiene un peso de 1,6 kilogramos.

Ya no hay excusa para que los niños que usan el transporte escolar no puedan ir seguros, ya solo queda esperar que los colegios soliciten autobuses con este dispositivo.

Fuente: Euraslog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta