Cuando comienza el indeseado proceso de obsolescencia programada de nuestros aparatos eléctricos y la única solución es tirarlos a la basura no se nos pasa por la cabeza darles una segunda oportunidad. Sin embargo hay artistas capaces de usar esos trozos de metal para hacer tangibles nuestros personajes de ficción favoritos o piezas únicas de increíble realismo.

Es el caso de Kreatworks, un grupo de diseñadores y artistas de Tailandia que han creado una colección de personajes muy familiares de la cultura pop. Llevan 12 años construyendo obras de arte a partir de metal reciclado; su taller se encuentra en Phatumthanee, cerca de Bangkok. Inspirados en el estilo steampunk, reproducen personajes tan célebres como Optimus Prime y Bumblebee de Transformers, Robocop, Batman, Alien, Predator, Boba Fett, el maestro Yoda, Wall-E, Jack Sparrow o Hulk.

pretador kreatworks

Por si no te suena, el steampunk es un subgénero literario originado en 1980 y acuñado por el autor de ciencia ficción K. W. Jeter. Evolucionó hasta convertirse en un movimiento no sólo artístico, sino sociocultural en el que el retrofuturismo, la fantasía y la tecnología se fusionan para converger en toda una cultura de ciencia ficción.

Cada una de estas figuras reproduce al detalle los rasgos originales del personaje, y el brillo metálico que recubre la figura hace que parezcan aún más impresionantes y escapen a la vez del proceso de oxidación. Además estas esculturas han sido construidas con metal reciclado, partes inservibles de coches y de motos para lograr una estructura sólida.

kreatworks3

El precio de estas figuras y esculturas va desde los 89 dólares hasta los 17.000; algunas quedarían perfectas en tu escritorio y otras necesitarán espacios más amplios ya que las hay en tamaño original. Si estás interesado puedes contactar con ellos y en un periodo de 15 a 30 días te lo mandan a casa.

No son los únicos; multitud de artistas consiguen crear auténticas obras de arte a partir de piezas no sólo de automóviles, también de relojes antiguos y todo tipo de chatarra. El artista ruso Igor Verniy, por ejemplo, se inspira en animales para crear figuras extremadamente detalladas y articuladas que logran que su aspecto sea más realista, con un estudio anatómico detrás del proceso creativo.

 

igor

La artista Susan Beatrice crea también diminutas figuras de animales al más mínimo detalle a partir de piezas de relojes.

sue-beatrice

El steampunk nos ofrece todo un mundo de posibilidades en el que los motores de nuestros dispositivos y automóviles gozan de una segunda oportunidad en brazos del arte. ¿Lo mejor de todo? No hay dos piezas iguales.

Fuente: BoredpandaGadgetSin

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta