Los vuelos están muy bien, pero no hay nada como un viaje por carretera para conocer realmente un país. Hemos dado un repaso a Internet para recopilar autopistas costeras, puertos de montaña, vertiginosas rutas a través de parques nacionales y puentes gigantes que harán un viaje en coche una experiencia inolvidable. Nosotros ya estamos ahorrando.

1. Highway 1. Big Sur. California (EE.UU.)

Highway 1. Foto: Flickr Daniel Peckham

La State Route 1 es una carratera que recorre gran parte de la costa del Pacífico de los EE.UU., a lo largo del estado de California. Recorre algunas de las partes más espectaculares de  la costa de Estados Unidos. A lo largo de 140 kilómetros, de la cala de San Carpoforo al Río Carmelo, el camino serpentea y abraza a los acantilados de Big Sur, pasando por varios parques costeros de la zona. La carretera también brevemente deja la costa durante unos kilómetros y pasa por un bosque de secuoyas en el Big Sur River Valley. Este segmento de la carretera, construida entre 1919 y 1937, también cruza varios puentes históricos, como el pintoresco puente de Bixby Creek que ves en la foto.

2. Furka Pass Suiza

Paso Furka desde Grimsel. Foto de Cooper. Wikimedia

El Paso Furka (a 2.429 metros de altitud) es un puerto de montaña en los Alpes suizos conectar Gletsch con Realp. Además de parecernos impresionante y con unas vistas espectaculares, el Paso Furka Pass es un imprescindible ya que se usó como localización en la película Goldfinger de James Bond.

3. La carretera del Atlántico, Noruega

Fotografía por KULfoto.com

Inaugurada el 7 de julio de 1989, la carretera del Atlántico es una ruta turística nacional y fue considerada como la construcción de Noruega del siglo en 2005. Apenas mide 8,3 km y discurre entre las localidades de Kristiansund y Molde, los dos principales centros de población en el condado de More og Romsdal. La carretera está construida sobre varias islas pequeñas e islotes, las cuales están conectadas por calzadas de varios puentes y viaductos.

4. White Rim Road. Parque Nacional Canyonlands, Utah, (EE.UU).

RIM Road. Utah. Foto de Dave W. Blogspot.

Sentirse John Wayne por esta carretera debe ser espectacular. Los viajes suelen tardar de dos a tres días en un vehículo 4×4 o tres días a cuatro en bicicleta de montaña. Hay que permanecer en los caminos en todo momento, así que no pienses en lucir palmito fuera de pista. Con buen tiempo es un recorrido bastante fácil, pero en los períodos que no acompaña el clima, es muy peligroso y requiere extrema precaución.

5. Tianmen Mountain Road, Hunan, China

Tianmen Mountain National Geopark. Foto de Tigerthb. Flickr

La montaña Tianmen está situada en el Parque Nacional Tianmen Mountain, en el noroeste de la provincia de Hunan, China. Un teleférico te acerca a la cima desde la estación de tren cerca de Zhangjiajie…. (7.455 metros de largo, en el que se ascienden 1.279 metros con 37 grados de pendiente). Mucho menos peligroso tomar la una carretera de 11 km con 99 curvas que llega a la cima de la montaña y lleva a los visitantes a la cueva de Tianmen, un agujero natural en la montaña, a una altura de 131,5 metros.

6. Seven Mile Bridge. Cayos de Florida (EE.UU.)

Seve mile Bridge. Foto de justtakemethere.tumblr.com

Esta maravilla ingenieril es el famoso puente Seven Mile (siete millas) en los cayos de Florida, en el condado de Monroe, Florida, Estados Unidos. Es el déicmo de los diez puentes mas largos del mundo y conecta el Golfo de México y la península de Florida, con 10.887 metros de longitud y construido en 1982. La carretera que lo cruza es conocida como “Overseas Highway”, carretera sobre el mar.

7. Pico de Chapman. Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Pico de Chapman. Foto de Ismail Omar. Flickr

La carretera al Pico de Chapman abraza la costa atlántica del extremo suroccidental de Sudáfrica. La ruta tiene, en sus apenas 9 km, la friolera de 114 curvas, bordeando del Pico de Chapman (593m) a lo largo de la costa. El monte es conocido cariñosamente como “Chappies” y ofrece impresionantes vistas de 180  grados.

8. Paso Stelvio. Alpes orientales, Italia

Paso Stelvio. Fotografía por Damian Morys. Flickr

El paso de Stelvio, en Italia, a 2.757 metros de altura es el paso de montaña pavimentado más alto de los Alpes orientales, y el segundo a más altura de los Alpes, (por debajo del Col de l’Iseran (2.770 m). Históricamente siempre ha sido un  lugar de peregrinación para los amantes de la conducción y Top Gear lo elevó a los altares en su programa.

9. Col de Turini, Francia

 

Col de Turini. Foto de iceberg 04. Flickr

El Col de Turini (a 1607 m) es un puerto de montaña en los Alpes, en el departamento de los Alpes Marítimos de Francia. Se encuentra cerca de Sospel, entre las comunas de Moulinet y La Bollène-Vésubie, en el distrito de Niza. Es famosa porque allí se celebra una etapa del Rally de Monte Carlo y, como no, ha llegado varias ocasiones allí también el Tour de Francia. La pendiente media es del 7,2% durante 15,3 kilometros cuando se llega por el este, a partir del valle del río Vésubie.

10. Guoliang Tunnel Road, China

Tunel Guoliang. Foto de Blog-O-Rama

Atravesar una montaña tallada de esta forma merecía estar en esta lista. El famoso túnel se encuentra en las montañas de Taihang, en la provincia de Henan de China. Para llegar hasta allí hay que comenzar el viaje en Xinxiang, salir de la ciudad hacia el norte por la S229. Unos km más allá del cruce con la S228 se  llega al pueblo de Nanzhaizen. Ahí solamente hay que girar a la izquierda y seguir las indicaciones hacia Guoliang, unso 15 km más alla. Lo de entender las señales chinas, ya es otro cantar,

11. Denali Highway. Alaska, EE.UU.

Denali Highway. Foto de Tom Roche. Flickr.

La Denali Highway (Ruta Alaska 8) es la carretera de grava más importante de EE.UU. y recorre 217 km en el estado de Alaska. Inaugurada en 1957, fue la primera carretera de acceso al Parque Nacional Denali.

12. Karakoram Highway. China / Pakistán

Karakoram desde el aire. Foto de bjapuri. Flikr

Ojalá algún día la situación geopolítica de esta zona se calme para recorrer la carretera de Karakoram (KKH), la más alta del mundo pavimentada. Conecta China y Pakistán a través de la cordillera de Karakoram, a través del Paso Khunjerab, a una altura de 4.693 m.

En Pakistán es la N- 35 y en China, su nombre oficial es China National Highway 314 (G314). Debido a su elevada altitud y las difíciles condiciones en que fue construida, es también conocida como la carretera del Karakorum e incluso la Octava Maravilla del Mundo.

13. Great Ocean Road. Australia

Great Ocean Road. Foto de David Iliff. Wikimedia

Sueño con la Great Ocean Road (Patrimonio de la Humanidad) desde que la gente de Lonely Planet recorrió sus 243 kilómetros en bicicleta. La carretera, que une las ciudades de Victoria de Torquay y Warrnambool en la costa suroriental de Australia, fue construida por los soldados regresaron entre 1919 y 1932, dedicada a las víctimas de la Primera Guerra Mundial. Es un atractivo turístico enorme, que serpentea a través de diferentes terrenos junto a la costa, y proporciona acceso a varios sitios turísticos, incluyendo las formaciones de piedra caliza de los Doce Apóstoles.

14. Paso Sani. KwaZulu-Natal, Sudáfrica

Paso Sani. Foto de Amada44.Wikimedia Commons

Esta peligrosa carretera, que requiere de un coche 4×4 y manos expertas, atraviesa el Paso Sani, en el extremo occidental de la provincia de KwaZulu-Natal de Sudáfrica, y va hasta Mokhotlong, Lesotho. Apenas son 9 km y desde la parte sudafricana se prohíbe el paso de vehículos (debido a la inmigración), si bien los agentes de la frontera de Lesotho permiten que cualquier vehículo intente el descenso. El paso se cierra a menudo por las condiciones climáticas, especialmente durante el invierno.

15. Ruta 40, Argentina

Ruta 40. Foto de m • o • m • o. Flickr

La Ruta Nacional 40 o RN40 (a menudo llamado Ruta 40), es una ruta en el oeste de Argentina, que se extiende desde Cabo Vírgenes en la provincia de Santa Cruz hasta La Quiaca en la provincia de Jujuy, en el norte, que corre paralela a la Cordillera de los Andes. La parte sur de la ruta, un camino pavimentado en gran parte, pasa a través de un territorio escasamente poblado (podría ser una de las carreteras más solitarias del planeta).

Ahora se ha convertido en un gran atractivo turístico, ya que en sus más de 5.000 km de largo atraviesa 20 parques nacionales, 18 ríos, 27 pasoss en los Andes y llega hasta los 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar en el Abra del Acay (Salta).

16. Camino al Sol. Parque Nacional Glacier. Montana (EE.UU.)

carretera Going-to-the-Sun. Foto de at38000feet. Flickr

La carretera Going-to-the-Sun (Camino al Sol) se trazó en 1932 y es un espectacular recorrido pavimentado de dos carriles de 50 millas. Divide en dos el Parque Nacional de los Glaciares y lo atraviesa.

Lo mejor es que se ven todo tipo de terrenos y hábitats. Desde los grandes lagos glaciares, a los  bosques de cedro en los valles más bajos , pasando por  tundra alpina a la altura Pass Logan (2.026 metros). Y cuenta con numerosos miradores paisajísticos para verlo bien todo. En 1983 Going-to-the-Sun Road fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos y en 1985 fue nombrado Monumento Histórico Nacional de Ingeniería Civil.

17. Gargantas Dades. Alto Atlas, Marruecos

Garganta Hades. Foto de Rosino. Wikimedia.

El río Dades talló durante milenios estas espectaculares gargantas, un destino muy popular en el turismo de Marruecos. Con un todoterreno y un guía, se sigue un circuito de montaña (en ciertas épocas del año). Se puede acceder desde la pequeña ciudad de Boumaine que se encuentra a 116 km al nordeste de Ouarzazate y 53 km de Tinerhir.

La carretera tiene 63 km de asfalto a través de la garganta hasta Msemrir, después de eso se impone el uso de un 4X4 . La mejor época para visitar los valles bajos es de marzo a mayo y las montañas, de mayo a julio.

18. Trollstigen. Rauma, Noruega

Trollstigen. Foto de Stefan Krause. Wikimedia Commons

Está en nuestra lista de carreteras más peligrosas del planeta, pero un camino que se llama la escalera de Trolls es de  visita obligada. Su fuerte pendiente del 9% es ya una atracción turística y sus once curvas imponen respeto. De hecho, pasan unos 2.500 vehículos al día en temporada turística, de mayo a octubre, ya que se cierra en otoño e invierno.

Trollstigen se inauguró el 31 de julio de 1936, por el rey Haakon VII tras de 8 años de construcción. La carretera es estrecha y con muchas curvas cerradas, y aunque varias curvas se han ampliado durante los años 2005 y 2012. Eso sí, los vehículos de más de 12,4 metros de largo, tienen prohibido pasar por ellas. En la meseta superior hay un aparcamiento y varios balcones con vistas a las curvas y a la cascada Stigfossen.

19. Costa de Amalfi. Italia

Amalfi. carretera a Sorrento. Foto de Wade 48 en Flickr

La costa de Amalfi se encuentra a lo largo de los flancos del sur de la península de Sorrento, un promontorio acantilado filo que deambula fuera de la parte continental en el extremo sur de la bahía de Nápoles.

Es considerada como el tramo más pintoresco de la costa italiana. Acantilados imponentes, aldeas de tonos pastel en las laderas, vegetación exuberante y vistas sobre las aguas turquesas. La Unesco la considera “un ejemplo excepcional de un paisaje mediterráneo”, y por eso está en su en la lista de Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

20. Transfagarasan, Rumania

Transfagarasan. Foto de Horia Varlan, Wikipedia.

El Transfagarasan (o DN7C) es segunda carretera pavimentada a más altitud de Rumania, que conecta las regiones históricas de Transilvania y Valaquia, y las ciudades de Sibiu y Pitesti.Se trataba de una ruta militar estratégica, con 90 kilómetros de giros y curvas que van de norte a sur a través de los los Cárpatos Meridionales, entre el pico más alto del país, Moldoveanu, y el segundo más alto, Negoiu.

La carretera sube a 2.034 metros de altitud y la ruta más espectacular es desde el norte. Se trata de un camino sinuoso, salpicado de curvas cerradas y descensos agudos. Si la gente de Top Gear, con Jeremy Clarkson a la cabeza le deron el título de “mejor carreterra del mundo”, que antes habían dado previamente al paso de Stelvio, en Italia, no podíamos dejar de incluirla.