La Asociación de Vintage Hot Rod organiza dos de los eventos más venerados entre los amantes de estos bólidos: el GOW! Speed Hill Climb en Prescott Hill, una montaña famosa en el Club de Propietarios de Bugatti, que se celebra durante el fin de semana del 28 al 30 de agosto de 2015, y Pendine Sands Hot Rod Racing, que se celebró en el sur de Gales a principios de julio de este año.

El Pendine Sands Hot Rod Racing presume de ser el evento más importante en el calendario de los amantes de los Hot Rod y recibe participantes de toda Europa. Eso sí, para poder participar hay que ser miembro de la Asociación, que tiene unos requisitos muy específicos, como poseer un coche americano producido antes de 1949. Pero si no cumples los requisitos o no pudiste acercarte en un momento a Gales no te preocupes, porque para eso están los fotógrafos que documentan todo lo ocurrido y nos enseñan fotos tan maravillosas como estas de Bastian Glaessner.

Hot-Rod-Pendine-Sands (3)

Glaessner se ilusionó mucho cuando uno de los miembros de la asociación y poseedor del récord de velocidad en la edición de 2014, Neil Fretwell, le invitó al evento. El escenario era el mismo en el que hace casi 100 años se cumplieron varios récords, Pendine Sands, los actores principales eran los Hot Rods que los miembros del VHRA tienen en sus garajes, y los visitantes y participantes ambientaban la ocasión con atuendos de la época.

Sin embargo, parece que el tiempo no acompañaba mucho, con fuertes vientos y lluvias sin precedentes, lo que retrasó algunas carreras y trajo varios problemas. Cuando apareció el sol, y con la marea baja del Atlántico, se consiguieron varios récords y el club de los 100 mph (160 km/h) recibió nuevos miembros. Como Mat Farrant, que se convirtió en el “Rey de la Playa 2016” tras alcanzar los 187 km/h al volante de su Ford Model A Roadster Pickup de 1929 al que llama “Tío John”.

Fuente: VHRA
Galería de fotos (por Bastian Glaessner)

Ver galeria (31 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta