El día de nochebuena, un día después de haber sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), fue el primero en que se permitió la circulación por carreteras españolas de los megacamiones. Se trata de camiones de hasta 60 toneladas y 25,25 metros, unos vehículos, de configuración euromodular compuestos por más de seis ejes que te podrás encontrar a partir de ahora en la carretera.

Sí, se trata de camiones muy grandes, cuyo objetivo es reducir los costes del transporte por carrtera. Disminuirán entre un 15 y un 50% para las rutas que aprovisionan a las fábricas desde proveedores situados en los alrededores, según la patronal de pequeñas y medianas empresas de transporte por carretera, Fenadismer.

Cuenta la DGT que para circular tendrán que obtener una autorización expedida por el órgano competente en materia de tráfico, que “tendrá en consideración las repercusiones que la circulación de estos conjuntos de vehículos pueden tener en el tráfico y la seguridad vial”. Entendemos que no podrán circular por todo tipo de vías y que sus rutas deberán ser antes verificadas por las autoridades.

Hace unos años ya informamos de que estos megacamiones, muy habituales en otras latitudes, obtenían permiso para circular por países nórdicos. En ellos se pretendía reducir la contaminación del transporte por carretera (menos camiones circulando, menos contaminación), pero en España parece que lo primordial de este cambio, en principio experimental, será ganar cuota de mercado frente al transporte ferroviario, a todas luces menos contaminante.

megacamiones

Las asociaciones del transporte indican que “tendrá inicialmente un impacto poco relevante en el conjunto de la actividad del transporte por carretera en España, al estar sujeto a importantes condicionantes para obtener la autorización necesaria para poder circular”.

Según Anfac (asociación de fabricantes) se estima una reducción del precio de la tonelada transportada por kilómetro en nada menos que un 22%. Beneficios para el transportista, fabricante… y para toda la cadena involucrada ya que se mejora no sólo la productividad y la eficiencia del sector. Esta asociación estima un beneficio para la sociedad española de 700 millones anuales. Con un uso relativamente limitado de estos vehículos, aproximadamente uno de cada cinco, el ahorro anual sería de 110 millones de euros.

Ahorrarán unos 110 millones de euros al año

El texto publicado el pasado miércoles en el BOE indica que “numerosos estudios, algunos de los cuales han sido recogidos en documentos de la Comisión Europea, han puesto de manifiesto los potenciales beneficios de la circulación de los conjuntos de vehículos en configuración euromodular, en cuanto a la reducción del tráfico de los vehículos pesados, el ahorro energético, la disminución de emisiones y los menores costes en la actividad del transporte, de gran importancia en el desarrollo de las cadenas logísticas”.

Además, recuerda que en otros países europeos la aplicación de esta medida ha demostrado que no tiene una implicación negativa en los accidentes de tráfico sino que, por el contrario, al disminuir el número de vehículos en circulación necesarios para transportar un determinado volumen de cargas, se produce una reducción correlativa de la exposición al riesgo y, por tanto, se mejora el nivel de seguridad vial. No se habla en ningún momento de posibles daños en la infraestructura viaria debido al mayor peso de estos vehículos, algo clave tras los años de crisis en los que el mantenimiento de las carreteras deja bastante que desear.

Fuente: BOE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta