Fue llamado el Santo Grial de los camiones. Poseía 1.900 kilómetros y tan sólo necesitaba 15 minutos de carga para recorrer otros 1.000 kilómetros extra. Sin producir emisiones, con gran capacidad de transporte, un motor por rueda hasta un total de seis…

No es difícil ver hoy en día productos revolucionarios que pretenden cambiar la industria del automóvil y el transporte para quedarse finalmente en sueños no materializados. No es así con el Nikola One: está cerca de entrar en producción.

Sueño es quizá la palabra clave para Trevor Milton, CEO y fundador de Nikola Motor, la empresa detrás de este nuevo vehículo. Como podéis comprobar vosotros mismos en el vídeo introductorio antes de que se desvelara el resultado final, las palabras de Trevor buscan un aire inspirador y pionero. Si quitamos las capas más metafóricas, nos quedamos con la idea clave del proyecto: fallar, fallar y fallar hasta tener éxito en conseguir una alternativa mejor a lo que tenemos hoy en día.

Nikola Motor: así es la oferta de la compañía

“Muchas veces las compañías grandes no se pueden arriesgar porque un fallo les afectaría mucho más que a una compañía pequeña como la nuestra” dijo Trevor el 1 de diciembre de 2016 durante la presentación del Nikola One. Con esto inició su charla, anunciando los planes de futuro de Nikola Motor más allá de su camión. Han concretado una una alianza con Ryder, una empresa de alquiler de vehículos con más de 800 establecimientos entre Estados Unidos, Canadá y México.

El uso de hidrógeno es uno de los grandes cambios que ha sufrido el Nikola One, concebido originalmente como un vehículo eléctrico. El cambio se debe a que encontraron en el hidrógeno la única manera eficiente de potenciar su camión a la par que evitaban la contaminación. Para recargarlo, la empresa construirá sus Nikola Hydrogen Station, con más de 300 establecimientos a lo largo del norte de América. Empezarán su construcción en 2018 y esperan terminar para finales de 2019. El coste de recarga para los primeros 1.609.344 kilómetros será de 0 €.

Hidrogeno y Nikola One

Respecto a la construcción de sus vehículos, los primeros 5.000 camiones son producidos externamente por Fitzgerald, mientras que 50.000 anuales serán construidos en la propia fábrica de Nikola Motor, cuya localización se desvelará en 2017. Fitzgerald seguirá dando soporte una vez pasen a construir ellos mismos los Nikola One y los Nikola Two.

El Nikola Two fue una de las sorpresas de la presentación de Nikola Motor. Con su introducción, la línea de vehículos del fabricante queda así. Los tres están enfocados a las necesidades del mercado estadounidense:

  • Nikola Zero: un UTV (vehículo destinado a tareas laborales). Este vehículo eléctrico cuenta con dos versiones según la capacidad de la batería, que puede ser de 72 kWh o 107 kWh según el modelo.
  • Nikola One: camión de hidrógeno destinado a grandes viajes. Comenzarán las entregas en 2020.
  • Nikola Two: camión de hidrógeno más pequeño y clásico al estilo europeo. Comenzarán las entregas en 2020.

“Este camión saldrá a la venta. Puedo prometeros eso”. Esta es la promesa de Trevor Milton. 2020 es el año clave para ello. El Nikola One ha sido mostrado en todo su esplendor y las cosas deben ir bien sin son capaces de introducir un segundo camión en el mercado. Más complejos parecen los proyectos de las estaciones de carga, pero no están acelerando para llegar antes de tiempo. En 2018 emepzarán las construcciones, en 2019 se acabarán y en 2020 los veremos por las carreteras. Nikola Motor ya es una realidad.

Fuente: Nikola Motor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta