BMW nos ha querido adelantar cuáles son algunos de los detalles de este coche eléctrico, aunque oficialmente no será hasta el día 29 de julio cuando se presente la versión final del i3 ante los medios. En diciembre llegó el BMW i3 Concept Coupé, una variante con carrocería coupé del más pequeño de los prototipos eléctricos de BMW. En realidad no tendrá muchos cambios respecto a lo ya conocido, salvo modificaciones en el diseño, autonomía y mecánica, entre otros.

El BMW i3 es el primer eléctrico premium del mundo. La función BMW Connected Drive Remote permite acceder a diversos datos para planificar la ruta desde el teléfono móvil inteligente. Si está conectado a una estación de recarga o a la BMW i Wallbox, la operación de recarga se podrá realizar desde el teléfono móvil. Además, es posible activar a distancia el climatizador y la calefacción. También contará con la función Driving Assistant Plus, asistente para aparcar, cámara para conducción marcha atrás y sistema de información sobre límites de velocidad.

BMW i3 foto 2

Por si no fuera poco el BMW i3 contará con un motor muy potente de 170 CV de potencia y una entrega un par de 250 Nm disponible desde el primer momento en que pisemos el acelerador. Sus cifras son realmente impresionantes, de 0 a 100 km/h tarda únicamente 7,2 segundos. Para acelerar de 0 a 60 km/h necesita 3,7 segundos. El motor eléctrico apenas pesa 50 kilogramos.

El nuevo BMW i3 se caracteriza por tener la sensación de poder conducir usando únicamente un pedal. Cuando el conductor retira el pie del pedal del acelerador, se activa el modo de recuperación, lo que significa que el motor eléctrico conmuta en función de propulsión a función de generación. La capacidad de recuperación depende de la velocidad, por lo que el coche sigue avanzando de manera eficiente a altas velocidades, mientras que a bajas velocidades se produce un efecto de frenado.

BMW i3 foto 3

Mediante recarga rápida el BMW i3 puede cubrir un 80% de la energía almacenable en sus baterías en tan solo 30 minutos. BMW se encargará de distribuir a sus clientes (opcionalmente) un punto de recarga optimizado para tal función, denominado BMW i Wallbox. En su conjunto, incluyendo baterías, este BMW i3 pesará 1.195 kilogramos.

El BMW i3 tiene una autonomía de 130 hasta 160 kilómetros. Si se activa el modo ECO PRO, la autonomía puede aumentar aproximadamente 20 km., mientras que con el ECO PRO+ aumenta otros 20 km. adicionales. También puede estar dotado de un prolongador de autonomía, que permite mantener constante el nivel de carga del acumulador de ión-litio durante la conducción. De esta manera la autonomía máxima en condiciones reales es aproximadamente de 300 kilómetros.

Fuente: BMW

 

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta