Hace ya tiempo que BMW confirmó que se adentrará en la movilidad eléctrica con dos modelos, el BMW i3 y el BMW i8, cuyos prototipos presentó a mediados de 2011. El enfoque de la marca bávara es cubrir con coches eléctrico distintos segmentos del mercado: con el BMW i8 el de los deportivos y con el BMW i3 el de los urbanos.

Con estos dos modelos como base, BMW ha empezado a crear variantes para configurar la futura submarca BMW i. En abril conocimos al BMW i8 Concept Spyder, la variante descapotable  del i8, y ahora llega este BMW i3 Concept Coupé, una variante con carrocería coupé del más pequeño de los prototipos eléctricos de BMW,  presentado en el Salón de Los Ángeles

El nuevo prototipo de BMW tiene nueva carrocería de tres puertas y aspecto más dinámico, en un llamativo color naranja solar metálico. Mide 3,96 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 1,55 metros de altura. A diferencia del i3 “normal”, tiene nuevas defensas, acabados específicos en negro y gris mate, una superficie acristalada mayor (carece de pilar B como el Ford B-Max) y luce un juego de llantas bitono (aluminio y negro) con neumáticos debaja resistencia a la rodadura en medidas 155/60 R20 y 175/55 R20.

Amplio espacio interior, de fácil acceso al carecer de pilar B

En el interior del BMW i3 Concept Coupé destaca su espectacular salpicadero flotante con dos pequeñas pantallas de 6,5 y 8,8 pulgadas. La primera tiene como función servir de panel de instrumentos y la segunda, ubicada en el centro del salpicadero, controla los sistemas multimedia y de navegación. Los materiales presentes en el habitáculo son muy diversos y se incluye madera de eucalipto, aluminio, cuero o lana.

Falta el apartado técnico del coche. El BMW i3 Concept Coupé tiene un chasis monocasco de plástico reforzado con fibra de carbono. Lo mueve el sistema iDrive de la firma alemana ,compuesto por un motor eléctrico de 170 CV y un par motor máximo de 250 Nm, alimentado por baterías de iones de litio situadas bajo el piso del coche. Así el centro de gravedad está más bajo y el coche gana en estabilidad. Como buen BMW que se precie, el propulsor mueve las ruedas traseras mediante una transmisión de una única relación. Tiene tres modos de conducción distintos: Comfort, Eco Pro y Eco Pro+

La autonomía de este prototipo se estima en unos 150 kilómetros, lo normal en los coches eléctricos actuales. Como ejercicio de diseño no está mal, si bien el gran hándicap de los vehículos eléctricos en estos momentos es su alto precio de venta, que constituye la principal barrera de acceso a ellos. Por eso proyectos como el de Visio.M para crear un coche eléctrico barato nos parecen en estos momento más cruciales para el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Fuente: BMW
Galería de fotos del BMW i3 Concept Coupe:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta