Sin duda alguna uno de los puntos más críticos del anterior Opel Astra era su elevado peso, que condicionaba en exceso tanto su comportamiento dinámico como las prestaciones y consumos. Cuando conocimos el Opel Astra 2016, la marca se vanagloriaba de haber acabado con ese lastre. El peso bajaba entre 120 y 200 kg, según las versiones, al empleo de materiales más ligeros tanto en la carrocería como en chasis y sub-chasis.

Peso

La marca ha explicado pormenorizadamente dónde se produce en concreto esa reducción de peso. El nuevo fondo de la plataforma juega un papel de vital importancia. La estructura es un 20% más ligera y pasa de los 357 a los 280 kilogramos. Otros 50 kilogramos se ahorraron gracias a algunos componentes del chasis: materiales de alta resistencia y aceros ligeros se unen a un diseño más compacto y cambios en las suspensiones traseras.

Opel Astra 2016 peso

La consciente decisión de no utilizar el panelado de los bajos del coche también significa menos peso, menor consumo de combustible… y menores costes de producción. Otro punto donde se reduce peso es en el nuevo sistema de escape, un 25% más ligero (4,5 kilogramos menos) y las ruedas, que son más pequeñas (11,5 kg menos). Como hay menos masa, el sistema de frenos es también más reducido y se ahorran otros 10 kg.

También en el apartado mecánico hay ahorro de peso. Destaca el nuevo motor turbo de inyección directa de 1.4 litros , ahora con un bloque de aluminio 10 kilogramos más ligero que su predecesor, de hierro fundido. Las nuevas transmisiones también han sido desarrolladas para ahorrar el mismo peso que el bloque de aluminio.

El interior también suelta lastre y un ejemplo son los asientos. Han sido pensados para mejorar la ergonomía y la seguridad de sus ocupantes, al tiempo que, solamente en los delanteros, se ahorran 10 kg respecto a los del modelo anterior.

Aerodinámica

Cuando repasamos la historia de los compactos de Opel pudimos ver que la aerodinámica siempre había sido una de sus máximas. Un ejemplo: el Kadett E GSi presentado en 1984 fue en su momento el dos volúmenes más aerodinámico del mundo con un coeficiente aerodinámico de 0,30. Mejor que la del anterior Astra, que se quedaba en 0,325.

Esas cifras han sido vapuleada por el Opel Astra 2016, que anuncia un coeficiente aerodinámico de 0,285. Para que te hagas una idea, el de un Porsche 911 se queda en 0.29… Y eso es solamente el principio, ya que pronto conoceremos una versión todavái más aerodinámica, el Opel Astra Ecoflex.

Opel Astra 2016 aerodinamica 01

Para conseguir este comportamiento aerodinámico ejemplar se ha reducido el tamaño del coche (ahora mide 4,37 metors, 5 cm más corto que antes) también es más bajo (1,48 metros, 2 cm menos) y estrecho (1,81 metros, 0,5 cm menos). Así la superficie frontal se reduce. Y luego están los detalles, pulidos en el túnel de viento ultra moderno de la Universidad de Stuttgart.

Los ingenieros decidieron que el flujo de aire por el techo llegue a la parte trasera para evitar cualquier resistencia. El sutil spoiler trasero es un borde de separación que no crea turbulencia alguna. Incluso, el pilar C con sus pequeños bordes ha sido diseñado para dividir el flujo de aire más eficientemente.

Opel Astra 2016 aerodinamica 05

Los ingenieros también han conseguido otras mejoras revisando el diseño de los bajos del coche. Opel decidió no panelar todos los bajos, distribuyendo y diseñando los componentes para garantizar un buen flijo del aire y el nuevo eje trasero va más alto que en el Astra anterior, para que no sea un obstáculo para el flujo de aire que circula bajo el coche.

Unido a las nuevas mencánicas, el Opel Astra 2016 debería consumir muy poco. Te dejamos con el vídeo de sus priebas en el túnel del viento:

Fuente: Opel
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta