Hace ya bastante tiempo, en nuestro repaso a los prototipos deportivos de Peugeot destacábamos al Peugeot Quasar de 1984 como el primer concept car de la marca, el primer vehículo creado como base sobre la que adelantar diseños y tendencias futuras. Pero en absoluto era así. Para conocer el primer prototipo de Peugeot hay que remontarse mucho más atrás. Concretamente hasta 1936, año en que aparecía el Peugeot 402 n4x, un vehículo que debía adelantar cómo serían los coches de la marca en la siguiente década (n4x significa año 1940).

El Peugeot 402 n4x fue presentado junto al Peugeot 402 en el Salón de París de 1936 como “El coche del año de 1940″… si bien el inicio de la Segunda Guerra Mundial acabó por truncar todas las esperanzas que había puesto en él la firma que Armand Peugeot llevó hacia la automoción.

Peugeot 402 n4x Concept 1936 06

En Peugeot querían que el modelo que sustituyese al Peugeot 402 fuese más veloz y consumiera menos combustible. Para lograrlo, contaron con el ingeniero Jean Andreau que, sobre la base del modelo de serie, introdujo numerosas novedades para mejorar su aerodinámica. Conservó algunos elementos como el frontal, pero parabrisas, flancos laterales ventanas y, sobre todo, el fuselaje trasero fueron transformados por completo. La gran revolución estética fue el estabilizador posterior, similar a una aleta de delfín, que cambió la silueta del modelo radicalmente.

El resultado fue una mejora aerodinámica soberbia, que hizo que el coeficiente aerodinámico pasase de un Cx de 0,68 a unos sorprendentes 0,28 (certificada posteriormente en un tunel de viento). Gracias a los cambios, con el mismo motor de serie, el Peugeot 402 n4x incrementó su velocidad máxima de 115 a 140 km/h (la leyenda dice que Andreu cobraría en función del número de km/h que lograse aumentar) y redujo un tercio su consumo de combustible.

Peugeot 402 n4x Concept 1936 04

Parece ser que Andreau llegó a trabajar en una versión equipada con un motor de ocho cilindros en V, si bien, que finalmente fue descartado por cuestiones de factibilidad industrial. Existieron seis unidades de este prototipo, que sirvieron como banco de pruebas, pero la mayoría de ellas acabarían siendo destruidas.

El Peugeot 402 n4x de 1936 coloca a la firma como uno de los pioneros en el campo de los automóviles conceptuales… y esperamos que siga sorprendiéndonos de ahora en adelante. Próxima estación… ¿Salón de Frankfurt?

Fuente: Peugeot
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta