La semana pasada te ofrecíamos un resumen con toda la información sobre el caso Volkswagen, en el que analizábamos diez claves y diez dudas que teníamos acerca de este episodio que acaba de comenzar. Una de ellas es cómo afecta el software del motor al vehículo… y eso precisamente es lo que ha intentado investigar la publicación estadounidense The Fast Lane Car.

En principio, lo que hacía este defeat device (un software) detecta que el Volkswagen diésel está en una prueba de homologación y se activa para emitir menos. Así pues, el primer paso es obvio: subir al coche a unos rodillos para intentar de este modo activarlo. Ellos piensan que la programación de la centralita se activará si las ruedas traseras permanecen paradas sin girar. Luego piensan engañarlo, subiendo el coche a un rodillo doble, que mueve también las ruedas traseras.

El coche utilizado es un Volkswagen Jetta TDI de 2010, que equipa el 2.0 TDI EA 189 que en principio anuncia 140 CV y 320 Nm de par. Según la prueba apenas ha perdido  2 CV y algunos Nm de par máximo (en el vídeo los verás expresados en unidades estadounidenses (HP, que equivale a 1,013 CV, y pies por libra).

Volkswagen TDI Clean Diesel

La mayor pérdida de prestaciones se daría en un régimen medio-bajo, a unas 2.700-2.800 rpm, que es además la franja de revoluciones más habitual en la que la mayoría de conductores opera. Según ellos, la diferencia en la potencia alcanzada (en modo “defeat device” y en modo “real”) en este Volkswagen diésel llega hasta unos 15 HP (15,19 CV) y 43 Nm de par.

La diferencia de prestaciones es amplia, cierto, suficiente para que un conductor se percate. ¿Pero podemos confirmarlo? En absoluto, pues no sabemos que estos investigadores hayan conseguido activar el modo homologación. También es cierto que se trata de un coche usado y es habitual que se pierdan prestaciones con el paso del tiempo, por el desgaste. En favor de esta gente de The Fast Lane Car, que esa pérdida de potencia debería ser la misma en un banco de pruebas para dos ruedas que en uno para cuatro (intentando engañar al defeat device).

Como ves, este nuevo experimento no aclara demasiado… pero a buen seguro que será utilizado como prueba en mucho litigios contra la empresa alemana. Y es que, según la publicación, la pérdida de prestaciones cuando el dispositivo funciona y cuando deja de funcionar es del 10.5%.

 

Fuente: The Fast Lane Car

1 COMENTARIO

  1. ¿y en el caso de los 4motion? al tener tracción a las 4 ruedas si o si tiene que estar encima de rodillos las ruedas de atrás….

Deja una respuesta