Se confirman los rumores. En el Salón de Shanghái hemos conocido al Skoda Vision E, el modelo que inicia la estrategia de movilidad eléctrica de la firma checa del Grupo Volkswagen.

Este prototipo muestra una carrocería SUV con cinco puertas y aire de coupé, con un diseño, mucho más pasional que la línea sobria que tienen sus modelos actuales. Mide 4.645 mm de largo (casi como el Kodiaq 2017, que mide 4.697 mm), 1.917 de ancho y una altura de 1.550 mm. Destaca la gran distancia entre ejes de 2.850 mm, que garantizan un interior muy espacioso para cuatro ocupantes, como es habitual en los vehículos de la marca (no sabemos cuánta altura restará en las plazas traseras esa línea de techo ligeramente inclinada).

Pero más allá del apartado estilístico, el mayor interés radica en los aspectos técnicos. Su sistema de propulsión eléctrico con dos motores que entrega 225 kW de potencia (300 CV) puede lanzar al coche hasta los 180 km/h de velocidad. Interesante su autonomía. Aunque la empresa no ofrece datos de las baterías, más allá de que son de iones de litio y “su óptima recuperación”, sí cuenta que tiene 500 km de alcance entre cargas.

También se cuenta que “gracias a la gestión inteligente, los dos motores eléctricos cooperan con la máxima eficiencia y se ajustan para permitir el máximo grado de estabilidad, dinamismo y seguridad en todo momento”.

Sin embargo, el inicio de la electrificación en Skoda no será un coche 100% eléctrico, sino un híbrido enchufable que se lanzará en 2019. Algo más adelante, en el horizonte de 2025, la gama contará ya con cinco vehículos 100% eléctricos en varios segmentos.

Lo que sí investiga el Skoda Vision E es el apartado de tecnologías de conducción autónoma. En 2030 se espera que el 15% de los coches nuevos puedan conducirse de manera completamente autónoma. El prototipo ya cuenta con el nivel 3 de conducción autónoma: puede operar independientemente en congestiones de tráfico, entrar en piloto automático en autopistas, permanecer en un carril y desviarse, realizar maniobras de adelantamiento, buscar de forma independiente plazas de aparcamiento gratuitas, y aparcar y salir de estacionamiento de forma completamente autónoma. Para ello, varios sensores de distintos rangos y numerosas cámaras supervisan constantemente la situación del tráfico.

Fuente: Skoda

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta