El nuevo SsangYong Tivoli ya cuenta con todas sus armas. Este SUV del segmento B, que toma el nombre de la ciudad italiana de la provincia de Roma famosa por sus jardines llegó justo antes del verano para poner patas arriba a la marca.

Y es que, donde uno veía a los SsangYong como coches robustos y capaces fuera del asfalto, pero con poco atractivo estético, el Tivoli pretende conquistar con un diseño más atrevido y dinámico, sin que ello suponga perder una de las características de todos los productos de la marca, una excelente habitabilidad interior y un maletero sin paragón entre sus rivales, con sus 423 litros de capacidad, el único del segmento en el que caben hasta tres bolsas de golf.

SsanYong Tivoli 2015 maletero

SsanYong Tivoli 2015 interior 04
SsanYong Tivoli 2015 interior 02

Como vimos en nuestra prueba contacto, el espacio en las plazas delanteras es más que generoso. Pero solamente ahí pueden intentar luchar con el Tivoli otros SUV pequeños. Porque en las traseras sorprende el espacio disponible… y la inclinación de los asientos traseros (sin parangón en el segmento), que permitirá a sus ocupantes viajar más cómodamente. Sus respaldos pueden abatirse en proporción 60:40, para aumentar todavía más la capacidad de carga del maletero.

¿Pero de qué sirve el espacio si no es agradable? No hay problema en ello. Se pueden elegir entre tres tipos de tapicería (beige, negra o una llamativa roja) y personalizar su cuadro de instrumentos en hasta seis colores. Unido a la posibilidad de media docena de tonos para la carrocería (que puede combinarse con otros tantos colores de techo, la personalización es máxima.

SsanYong Tivoli 2015 interior 01

SsanYong Tivoli 2015 interior 05
SsanYong Tivoli 2015 interior 07

El equipamiento del SsangYong Tivoli es muy completo. Tanto en el apartado de seguridad, donde no faltan siete airbags y cinturones con doble pretensor por si se produce algún golpe… siempre y cuando no actúen sus sistemas de seguridad activa, como el control de estabilidad ESP, sistema de protección antivuelco, asistente a la frenada de emergencia, sistema de control de presión de los neumáticos, asistente a la salida en pendiente, luces diurnas con tecnología LED y faros HID para mejorar la visibilidad en conducción nocturna.

No faltan tampoco elementos hoy en día imprescindibles, como una pantalla táctil de siete pulgadas desde la que controlar el sistema de infoentretenimiento y que puede equipar un navegador TomTom o la conectividad Bluetooth, que activa el manos libres. La conectividad con otros dispositivos está garantizada con sus tomas USB, Aux, para iPod y una de 12V con la que recargarlos.

Todo esto era conocido, pero ahora llega la mejor parte. Y es que al motor e-XGi160 atmosférico de gasolina de 128 CV de potencia (6,6 l/100 km de consumo homologado), asociado a la caja de cambios manual de seis velocidades era el único integrante de la gama. Eso no ha sido impedimento para que haya sido el vehículo que más se vende de la marca en España en los dos últimos meses, pero ahora llega el apoyo, en forma de motor diésel.

SsanYong Tivoli 2015 02

Este Tivoli diésel equipa la mecánica e-XDi160 turbodiésel de geometría variable y common rail que rinde 115 CV. Gracias al empleo del turbo no hará falta jugar tanto con el cambio como con el propulsor de gasolina y las versiones 4×2 con cambio manual anuncian un consumo muy comedido, de 4,3l/100 km en ciclo combinado. Podrá montar también el sistema FlexSteer, que modifica la dureza de la dirección a gusto del conductor, desde el modo Confort, ideal para realizar las maniobras con menos esfuerzo, al modo Sport, más duro y que transmitir sensaciones más deportivas.

Pero no se queda ahí la cosa. Este propulsor podrá también ligarse a un cambio automático y el SsangYong Tivoli podrá tener ya a partir de ahora la tracción total AWD electrónica, que gestiona de forma óptima el reparto de potencia entre los dos ejes en función de las necesidades. Hasta ahí, nada fuera de lo normal en un SUV, pero si algo hace bien el fabricante coreano (el más antiguo del país) son vehículos que se adaptan a cualquier terreno. Es parte esencial de su ADN. En el caso del Tivoli, puede incorporar la tracción a las 4 ruedas con función de bloqueo de diferencial para circular en superficies muy deslizantes por debajo de 40km/h, lo que unido a sus 167 mm de altura libre al suelo y las buenas cotas off-road aseguran diversión fuera del asfalto hasta límites donde muy pocos rivales pueden llegar.

Fuente: SsangYong
Galería de fotos:

Ver galeria (32 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta