Enzo Ferrari es sin duda una de las personalidades del mundo del motor en el pasado siglo XX. Se trata del fundador de la Scuderia Ferrari y, más tarde, de la marca de automóviles que aún lleva su nombre. Un pionero que falleció en 1988 tras 90 años de vida ligada a las cuatro ruedas. ‘Il Commendatore’ no debería ser noticia a día de hoy, pero lamentablemente ocupa la primera plana de muchos medios por algo que no tiene que ver ni con su vida ni con sus coches.

La policía de Nuoro (Cerdeña) ha desmantelado una banda criminal que estaba planeando profanar el cadáver de Enzo Ferrari para pedir un rescate. Una acción macabra que por suerte ha sido detenida gracias a las autoridades. El mandamás de la firma del ‘cavallino rampante’ fue enterrado en un cementerio de Maranello, cerca de las instalaciones de Ferrari. Y en ese lugar la policía había visto a la banda varias veces de forma sospechosa.

Imagen del Museo Enzo Ferrari

La organización criminal con base en Orgoloso (Cerdeña) ya era conocida por su historial delictivo, que incluye acciones como la extorsión o el tráfico de drogas y armas. Precisamente en una de estas investigaciones, en la que han participado unos 300 efectivos policiales, fue donde se descubrió el plan en el que entraba el difunto Enzo Ferrari. La intención era profanar la tumba, extraer el ataúd y llevarlo a un escondite en los Montes Apeninos para después pedir el rescate.

En total han sido detenidas 34 personas de varias regiones en esta operación, que por suerte ha tenido un final feliz. Parece que Enzo Ferrari va a poder seguir descansando en paz y esperamos que sea recordado por sus hazañas y no por estos escándalos. No hay que olvidar que se trata de uno de los precursores de la Fórmula 1 y que su marca está celebrando precisamente este año su 70 aniversario.

Fuente – Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta