El objetivo de Urbvan no es competir contra Uber. Vistas sus prestaciones, tampoco pretende ser el servicio que antes te lleve a tu destino. Chófer, comodidad, Wifi, red eléctrica… Urbvan quiere que estés cómodo en medio de los atascos, que tengas prestaciones a la altura y que no tengas que pagar un precio alto por ello.

Los precios se establecen como un 40% más baratos que Uber en México, aunque igualmente es más caro que el transporte público. El mercado al que se dirigen es difuso. Pretenden llegar a personas que no quieran utilizar el transporte público, pero a su vez quieren un buen trato al cliente que consideran que Uber no ofrece.

¿Qué diferencia a Urbvan?

En Urbvan han buscado un punto medio, lo que puede ser peligroso a la hora de triunfar con su producto. Van a competir directamente contra dos frentes, el transporte público y el vehículo compartido, en un mercado que ya de por sí es muy competitivo. En México también operan actualmente Avant, Cabify, Easy y Buggy Riders.

Furgoneta de Urbvan

En su modelo actual, que inició en noviembre de 2016, ofrece dos rutas fijas en horarios fijos transportando a grupos de personas. De 7:00 a 20:15 ofrecen a cada hora viajes desde Mixcoac y Juanacatlán hasta Santa Fe, sin paradas a mitad de camino. Apostarán fuerte por la seguridad, con cámaras de vigilancia, alertas en caso de robo (comunes en las carreteras de México) e identificación a través de la app móvil con códigos QR. Los conductores son investigados antes de tener el visto bueno para ser contratados.

“Hay un nicho que está desatendido. El mercado que está dividido entre los que usan Uber y los que optan por el transporte público. Sin embargo hay mercado que quiere pagar pero que todavía no tiene opciones para hacerlo y es donde entramos y buscamos atenderlo” dice Renato Picard, fundador de Urbvan. Queda comprobar si tiene razón. En caso afirmativo, pretenden expandirse desde Ciudad de México con más rutas en el mismo territorio, aparte de llegar a otras ciudades y países.

Fuentes: Hipertextual, Expansión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta