La historia del fundador de General Motors comienza el 8 de diciembre de 1861. Ese día llegaba al mundo uno de los pioneros en la industria automotriz estadounidense. Nieto predilecto de Henry Crapo, un magnate de la madera de Michigan y gobernador de la ciudad, empezó desde muy joven a trabajar, por un tiempo muy breve en Lumber Company Crapo, fue cuando demostró que tenía un don para las ventas.

Él mismo convenció al director de un banco a que le prestara 2.000 dólares para comprar una empresa de transportes de Coldwater, Michigan. Junto a su socio, J. Dallas Dort, fundaron Durant-Dort, la producción de las calesas convirtió a la empresa en la más grande del país. Durant aburrido se fue a Nueva York para jugar en el mercado de valores.

Durant Dort

Fue el 16 de septiembre de 1908, sin rueda de prensa ni fanfarrias cuando un grupo de hombres firmaron una serie de documentos. Esa transacción suponía el inicio de General Motors.CO. y comenzaba una nueva era de fabricación y propiedad de automóviles.

William Crapo Durant, mantuvo su reciente compañía, GM, en silencio. A los 12 días de su fundación la compañía emitió 12 millones de dólares en acciones. Para cuando cumplió seis semanas había adquirido tanto Buick y la Olds Corporation de Lansing, Michigan pagando a los accionistas de esas compañías con acciones de General Motors.

Durant, que era expansionista, adquirió rápidamente Cadillac, Oakland (padre de Pontiac) y Oldsmobile (cuyo modelo “Curved Dash” fue un hito del automovilismo temprano). Incluso compró la compañía que se convirtió en AC Delco. Ofreció a Henry Ford 8 millones de dólares por su compañía. Ford aceptó la venta y por octubre de 1909, Durant tenía el permiso para que General Motors comprara la compañía. Sin embargo los banqueros que apoyaban a Durant retiraron su financiación y no pudo llevarse a cabo.

William ("Billy") Crapo Durant

Adquirió Buick y de acuerdo con The Freeman: “En un primer momento, Durant vaciló: los coches estaban mal, eran ruidosos y peligrosos. Incluso se había negado a permitir que su hija pasease en uno. Pero el acuerdo convenció a Durant y cuando compró Buick y presentó su modelo en el New York Auto Show de 1904, volvió con más de 1.000 pedidos. En 1908, de la fábrica de automóviles más grande en el mundo no dejaban de salir Buick”.

Durante sus primeros 18 meses de vida la compañía adquirió más de 30 compañías automotrices, pero todo tiene su precio y General Motors debía pagar el precio de su rápida expansión. El banco se hizo con la compañía en 1910 después de que GM estuviera endeudado con los acreedores, en las décadas siguientes cambiaría de manos frecuentemente.

El problema le vino al darse cuenta que había comprado demasiadas empresas. Por ejemplo los modelos de Buick y Cadillac se vendía bien… y sin embargo con Cartercar estaba perdiendo mucho dinero. En 1911 un grupo de inversores de Boston logró echar a Durant de su compañía.

Pero no creáis que se dio por rendido. Fue entonces cuando fundó Chevrolet, junto a Louis Chevrolet, como una marca de coches económica. Fue todo un éxito. Gracias a este auge Durant compró acciones de General Motors y volvió a recuperar el control de su empresa. Chevrolet se integró rápidamente en la nómina de la empresa.

primer chevrolet durant

Por desgracia sus impulsos de comprar empresas sin mesura alguna le dejaron fuera de juego de nuevo en General Motors. En 1921 fundó Durant Motor. En 1928, Durant tenía bajo control casi mil millones de acciones…. pero lo que no estaba en su calendario era el jueves negro de Wall Street.

En 1936, se declaró en quiebra, y en 1940 se mudó al norte de Flint, casado en segundas nupcias y arruinado, Durant se fue a vivir a una pensión de mala muerte con su esposa y trabajó como camarero y encargado de un local de bolos. Murió sin un dólar en el bolsillo, el 18 de marzo de 1947. Aunque ha sido olvidado por muchos años, la historia de “Billy” Crapo Durant y su legado han ido creciendo como uno de los gigantes mundiales de la industria del automóvil.

Fuente: CadenaSer.com

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta