Hace tiempo que no cogemos un mapa para planificar una ruta o encontrar una determinada calle. Colocamos la dirección en nuestro móvil y simplemente seguimos las indicaciones. Pero lo cierto es que, lejos de olvidarnos, tenemos que estar constantemente pendientes de la pantalla para comprobar que vamos por el sitio indicado y estar alerta para no irnos por otro lugar. Eso y prestar atención a no quedarnos sin cobertura. O sin batería.

Tres universidad alemanas se han unido para crear lo que ellos denominan “el piloto automático humano“. Si, en serio. Lo que pretenden es eliminar la cansina tarea de estar constantemente pendiente de no perderte. Para ello, el grupo de investigadores estimularon a través de electrodos un músculo de la pierna, el músculo sartorio, que cruza el muslo en diagonal para indicar a la persona que girase a la izquierda o derecha en un ruta hipotética a través de un parque. Los electrodos estaban conectados con un dispositivo para la estimulación eléctrica de los músculos, y un panel de control con Bluetooth, ambos colocados en la cintura. Una aplicación instalada en el móvil le manda la orden que envía una corriente eléctrica a la pierna derecha o izquierda del sujeto para que gire.

piloto_automático_humanos2Un vídeo publicado por los investigadores muestra qué aspecto tiene este tipo de señal eléctrica: un sutil espasmo que gira la pierna hacia afuera y que sólo puede sentirse si se está andando. En este momento,  los investigadores están trabajando en mejorar la precisión de su sistema y automatizarlo para que las personas puedan seguir una ruta sin dirección humana externa. Si consiguen una tecnología completamente fiable, no sólo podría ayudarte a perderte, puede ser una solución ideal para casos más importantes, como guiar a los servicios de emergencia en momentos de mala visibilidad.

El principal problema es cómo esconder los electrodos y encontrar un sistema menos aparatoso que permita incorporarlo a la actividad cotidiana. porque no parece muy cómodo ir con electrodos conectados al cuerpo. El Apple Watch, por ejemplo, incorpora algo parecido, te da un toque en la muñeca cuando tienes girar a la izquierda o a la derecha. No te pierdas el video de la prueba:

Fuente: MIT Technology Review

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta