Estamos acostumbrados a comparar casi todo, unas veces para bien y otras para mal, pero siempre con ello en mente. Lo mismo le pasa al Jeep Renegade con su hermano, el Fiat 500X, y viceversa. Con los mismos padres y la misma plataforma, es imposible no ver las similitudes entre ambos. Hoy vamos a intentar descubrir sus diferencias.

El Renegade se plantea como un SUV rebelde que va a contracorriente y pretende dar todas las cualidades famosas de Jeep en terrenos off-road, además de ser más que óptimo en un uso urbano gracias a sus dimensiones y maniobrabilidad. Por su parte, el Fiat 500X se muestra al mundo como un pilar básico para el futuro de la marca italiana. Con este modelo entran en el segmento de los SUV pequeños, uno de los más competitivos y con mayor demanda, y su objetivo no es nada menos que recrear la proeza del Fiat 500 y ser así el rey de su segmento.

Hemos podido probar ambos en los alrededores del Circuito de Balocco. Primero nos pusimos al volante del Jeep Renegade y algo después condujimos el Fiat 500X.  Luego, los dos probadores cambiamos de montura y los probamos de nuevo en Madrid, en una toma de contacto más corta, de claro enfoque urbano. Ahora vamos a analizar cada detalle de estos dos hermanos, tan iguales pero tan diferentes. Allá vamos.

Exterior

En el aspecto exterior del coche lo que más destaca son las formas tan cuadradas del Jeep frente al aspecto redondeado del Fiat, el cual hace patente de esta manera su clara herencia del pequeño Fait 500. Los faros redondos clásicos del Jeep, colocados más al centro al lado de la característica parrilla, contrastan con los del Fiat, no tan centrados y sin enmarcar en la calandra.

Jeep Renegade prueba 2Ambos comparten las barras del techo cuando hablamos de las versiones más preparadas para el off-road. De la misma manera, en este tipo de versiones llevan cubiertos los bajos en la parte delantera para proteger toda la mecánica a la hora de tomar cualquier desnivel pronunciado. Los bajos laterales y vadeos de las ruedas van recubiertos en ambos pero si que es cierto que el Renegade tiene más opciones de ganchos externos y demás accesorios para las zonas más extremas. A pesar de ser hermanos, Jeep siempre ha representado una experiencia de libertad y naturaleza mucho mayor que un 500 vitaminado recién entrado en el segmento de los SUV.

La parte trasera, acaba mucho más plana y cortante en el Jeep. El 500X acaba más puntiagudo y redondeado con una caída del techo por la parte trasera mayor que la forma tan cuadrada del Renegade.

Fiat 500X prueba 99La oferta de llantas es bastante amplia en ambos modelos, pero cada uno ciñéndose más a sus estilos propios y bastante característicos. Por un lado tenemos la oferta del Jeep, con formas más rectangulares siguiendo el estilo del coche, en colores más oscuros y con un aspecto mayor de campo. Fiat sigue fiel a las llantas de formas más redondeadas, características en faros, carrocería e interior del 500X. Éstas últimas podrían considerarse más curiosas o abstractas, ya que vemos muy pocas con estos aires en el mercado.

En cuanto a posibilidades de personalización del coche en su exterior, el Fiat tiene menos opciones de colores. El Jeep gana en este aspecto gracias a las posibilidades de pegatinas en la carrocería, que pueden hacer de cada Renegade un coche más a la medida de su dueño.

Interior

Si analizamos el habitáculo desde el punto de vista del espacio, el Renegade sale un poco mejor parado debido al mayor aprovechamiento de las formas cuadradas respecto a las redondeadas. Es cierto que el espacio del conductor del 500X es el mayor de todo el segmento y tiene un maletero con una capacidad notable, por encima de sus competidores. Pero el Jeep aprovecha mejor sus formas y da sensación de más espacioso. Es en las plazas traseras donde la caida del techo del 500X hace que el Renegade, con una mayor altura disponible, gane a su hermano.

Fiat 500X prueba 63El volante es uno de los puntos más característicos del 500X y Renegade, para bien o para mal. Pretende ser tan multifuncional que se le introducen demasiados botones para controlarlo todo. Por un lado puede ser más cómodo, pero hace que el volante sea demasiado ancho en su parte interna para dar cabida a tanto botón. La diferencia entre ambos es que el del Fiat está cortado por abajo y la distancia con el centro es menor, de modo que parece má voluminoso que el de Renegade.

Jeep Renegade prueba 24Los asientos se diferencian bastante entre ambos. Los del 500X más redondeados con su característico reposacabezas y dejando las formas hexagonales interiores para el Jeep. Desde los compartimentos del interior hasta su característico asidero. El 500X por su parte se caracteriza más por su interior en el color de la carrocería en algunos acabados.

En cuanto al resto del interior, la distribución de palancas de cambios, conectores y reguladores es casi idéntica. La principal diferencia es que en el caso del Renegade, la pantalla está en medio bajo las salidas del climatizador y en el 500X es la pantalla la que está en la parte superior dejando el medio a las salidas del aire.

Maletero

El maletero de ambos coches es casi igual, se llevan un litro en favor del Jeep. 350 litros de capacidad para el 500X y uno más para el Renegade, pero a la hora de bajar los asientos, la capacidad varía algo más. En este caso, el Jeep tiene una capacidad de 1.297 litros y la del 500X se queda en 1.000 litros.

Jeep Renegade prueba 6El punto ganador en este apartado se decanta hacia el lado del Renegade debido a sus múltiples opciones de complementos. Todos ellos pensados para que la experiencia Jeep del mundo off-road sea lo más completa posible.

Fiat 500X prueba 60

Mecánica y equipamientos

Los motores son casi los mismos, Multijet los diésel, y Multiair y E-TorQ los gasolina, pero el 500X tiene algo menos de potencia en algunos motores. Los motores gasolina son los mismos, empezando en los 110 CV y acabando en los 170 CV. En el caso de los diésel, el 500X empieza su gama en los 95 CV y la acaba en los 140 CV, mientras que el Renegade comienza en los 120 CV y acaba en los 170 CV.

Los acabados del 500X son los mismos que cualquiera de sus gamas derivadas del pequeño padre de la familia 500, el Pop, Popstar y Lounge. En este caso, esas versiones corresponden a la parte Urban del SUV. Por otro lado encontramos el Cross, con otra versión mejorada denominada Cross Plus. Éstos últimos tienen una orientación en su equipamiento hacia la conducción off-road, mientras que los primeros están más pensados para un uso urbano del todocamino.

Fiat 500X prueba 76Por su parte, el Renegade hablamos de tres acabados, denominados Sport, Longitude y Limited respectivamente según aumenta el nivel de equipamiento. En este caso, la versión Sport a pesar de ser la menos equipada, es bastante completa. El SUV italo-americano tiene una versión para los caminos más imposibles, se trata del Trailhawk. Su cara más off-road es capaz como nadie en los terrenos más complicados y mantiene los tamaños tan cómodos para el uso urbano.

Las versiones más urbanas de ambos modelos no están tan preparadas para poder salir del asfalto, pero todas ellas son realmente cómodas por ciudad debido a su tamaño, que consigue una armonía entre el espacio interior y su buen manejo en zonas complicadas. Por otro lado, las versiones off-road, vienen bastante bien equipadas y preparadas para cualquier imprevisto, con los bajos cubiertos y diferenciales que hacen de cualquier desnivel un juego.

Jeep Renegade prueba 35Ambas marcas dan como opción en sus gamas más altas su cambio automático de doble embregue y 9 velocidades. Algo que hará que los consumos sean más óptimos y sobre todo que facilita toda la conducción en zonas en las que comúnmente actuaría una reductora.

Comportamiento

Una vez probados ambos, en sus versiones urbanas dan la talla sobradamente. Son muy cómodos de conducir, y con poco más de 4 metros de largo, se convierten en coches muy válidos para la ciudad. La posición del conductor en ambos casos está muy bien de espacio y la dirección y manejo del coche son muy suaves. Es cierto que ambos son coches de un peso notable y con los que no sentiremos una sensación de aceleración muy fuerte si conducimos los motores de menos potencia.

Jeep Renegade prueba 22Estos modelos diseñados más para el uso urbano siguen siendo capaces simplemente por su altura de ir por zonas off-road sencillas, pero los trazados más complejos y técnicos quedan reservados para sus versiones Trailhawk y Cross. Estas dos versiones si que son realmente capaces de casi cualquier cosa, y se sitúan en su segmento como modelos muy aptos para los terrenos más duros. Con el Fiat Panda 4×4 como guía en estos aspectos, es de esperar que todo lo que salga fabricado con la mano de Fiat de por medio vaya a ser más que capaz para subir lo más difícil.

Fiat 500X prueba 85Ni zonas con barro fueron problema en el caso del Renegade, que tiene varios modos de conducción igual que su hermano italiano. De esta manera, según las condiciones del terreno y meteorológicas, con un simple toque, el motor empieza a responder de diferente forma según los parámetros de cada modo. Es necesario decir, que el modo de selección off-road es más completo en el caso del Renegade, ya que en el 500X no son tan específicos ni pensados para tanta variedad de condiciones en el terreno. El 500X cuenta con modo Auto, Sport y All Weather, mientras que el Renegade cuenta con modo Auto, Nieve, Arena y Barro.

Veredicto de Coches.com

Hablando de lo más determinante, el precio, el Fiat 500X gana por goleada al Jeep Renegade. Su versión más barata parte de los 13.500 euros y su más cara llega hasta los 28.150 euros. Por su parte, el Renegade parte de los 22.950 euros y su versión más equipada llega a los 33.000 euros.

Cuando vemos el equipamiento, motores y capacidades, el Jeep Renegade parece más completo, pero eso se paga. Quizás la diferencia de precio no compense el mayor equipamiento, sobre todo cuando se parecen tanto en otros muchos aspectos.

El exterior dependerá más de gustos pero las opciones de personalización del Renegade son más amplias (no tardaremos en ver accesorios firmados por Mopar para el 500X). El interior está mejor aprovechado el del Renegade aunque el puesto de conducción es el más amplio en el 500X. La mecánica tiene algo más de potencia en el Jeep y la conducción es bastante dinámica y apta para ciudad en ambos, y solucionará cualquier problema en los caminos en cualquiera de los dos casos. El precio es bastante más determinante y cae del lado del Fiat.

El tiempo dirá cual de los dos modelos tiene más éxito, aunque todo apunta a que el Grupo Fiat quiere hacer líder del segmento al 500X y dejar el Renegade un escalón por encima en cuanto a exclusividad.

Galería de fotos de la prueba del Jeep Renegade:

Ver galeria (33 fotos)

Galería de fotos de la prueba del Fiat 500X:

Ver galeria (97 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta