Aunque en Estados Unidos las rotondas no son tan habituales como en Europa, donde en algunas áreas podríamos llegar a considerarlas epidemia, en el programa estadounidense Mythbusters (Cazadores de mitos) quisieron comprobar hace unos meses si es cierto que las rotondas eran más efectivas que los cruces.

Y es que Europa y América del Norte tienen diferentes formas de manejar el tráfico en las intersecciones. Mientras que en el Viejo Continente, la rotonda es el rey (con experimentos muy interesantes como las turbo-rotondas) en el Nuevo Mundo, los cruces de cuatro vías continúan siendo el método más común de lidiar con el tráfico en las intersecciones (también cuentan con las intersecciones de diamante, que optimiza en los grandes cruces).

cruce-vs-rotonda 2

¿Pero qué sistema es mejor? La regla básica en un cruce de cuatro vías con stop es que todos los coches tienen que parar en la señal y proceder según el orden de llegada (según el reglamento vial estadounidense). Por su parte, en una rotonda la ley imperante es que uno entra en ella sin detenerse si no hay coches que vienen de la izquierda (o de la derecha, en el Reino Unido).

Los dos sistemas son sencillos… ¿pero  cuál permite un tráfico sea más fluido? En Mythbusters establecieron dos tipos de intersecciones y contaron la cantidad de coches que podía a través de cada uno durante 15 minutos. Ganaron las rotondas. ¿Por mucho? Puedes ver el vídeo completo o pasar directamente al resultado (en el minuto 9:35):

[raw]

[/raw]


Vía: Carscoops

4 COMENTARIOS

  1. La prueba confirma lo que ya de primeras parece evidente. Las rotondas aportan una mayor fluidez al trafico, aunque es cierto que el agunas zonas parece que crecen como setas, en mi opinion en algunos casos totalmente innecesarias.

  2. […] Aquí está la prueba: las rotondas son más eficientes que los cruces […]

  3. […] más rotondas tiene por habitante. Hace tiempo quedó demostrado por los cazadores de mitos que son más eficaces que los cruces, pero es innegable que no todos los conductores saben interpretarlas y, en muchos casos, se acaban […]

Deja una respuesta