Sorpresa tras otra es lo que deparan las cámaras a bordo en los coches rusos. Lo que nació como una forma de evitar estafas a las aseguradoras (los rusos se tiraban a los coches para ser atropellados y cobrar la indemnización ha conseguido en los últimos años cientos de vídeos sorprendentes, que se vuelven virales en Youtube y aprovechan las marcas para publicictar sus coches (como Subaru con el XV). Pero pocos habíamos visto como este.

Porque los accidentes no molan. Menos aquellos en los que están involucrados un coche y una moto, porque normalmente el conductor de esta última sale mal parado… A no ser que sea este accidente de moto, cuyo piloto ruso debería entrar ya a formar parte del Cirque du Soleil, como bien decían nuestros compañeros de Jalopnik.

La escena, que recuerda también a Matrix, ocurrió en Rusia, en un puente derca de Koroleva, el pasado mes de julio y es de esas que no puedes parar de ver una y otra vez, preguntándote cómo ha sido posible y cómo la física a veces juega buenas pasadas. El motorista se empotra con el coche que viaja delante y se podría haber partido la crisma… pero acaba ileso gracias a una carambola de órdago:

Vía: Jalopnik

1 COMENTARIO

Deja una respuesta