Los simuladores de carreras han existido prácticamente desde que nacieron los videojuegos, lo que hace que la retrospectiva sea fascinante cuando echas la vista atrás. Este vídeo rastrea la historia de las carreras de F1 desde Atari’s 1976 F-1, hasta Codemasters’ F1 2015. La esencia es la misma, pero la tecnología le ha añadido realismo, que no más emoción.

Según las estadísticas oficiales los videojuegos con temática de coches continúan siendo uno de los más vendidos del mercado. La industria de la automoción ha sido una fuente constante de inspiración para los desarrolladores de juegos multimedia. Este vídeo desgrana la evolución de estos videojuegos desde los albores en 1976, con el sonido del piano de fondo que siempre, siempre funciona, hasta 2015. A medida que pasan los años podemos ver cómo se va añadiendo dificultad, y no sólo la condición de no salirte de la pista que ofrecían los más primitivos, que consistían en simples puntos que simulaban las curvas del circuito.

Algo así nos ofrecen los juegos de mesa de F1, desde el famoso Fórmula D, pasando por el Daytona 500 hasta el oficial de F1. Nos permiten rememorar días de antaño en familia, sacándonos del ostracismo que promueven los videojuegos.

El progreso es tan asombroso que nos imaginamos que los videojuegos del futuro vendrán con olor a goma quemada, y cuando hagamos la retrospectiva desde 2015, nos reiremos de los gráficos y la sencillez de “la trama”:

 

Vía: Road and Track

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta