Standard Oil Company of Chicago en cooperación con Serving Through Science, un programa educativo estadounidense de los años 50 del siglo pasado, explican a través de este vídeo, con conceptos sencillos, cómo la gasolina era refinada y usada en época.

El documental  es educativo y mezcla animación y realidad para explicar el proceso de refinación para obtener este combustible del petróleo a través de una serie de personajes de dibujos animados. Con escenas de gasolineras, coches, trenes y varias máquinas e industrias que tienen que ver con el proceso de refinación de la gasolina y su uso.

El video tiene una duración total de 23 minutos, y a menos que seas un ingeniero químico, es probable que aprendas un par de cosas que no sabía antes ¡seguro! Es muy sencillo de entender, aunque está en inglés, pero sino también te lo explicamos nosotros a continuación.

¿Alguna vez te habías preguntado cuál es la historia de la gasolina? Es muy interesante cómo se fabrica este combustible que durante décadas ha sido de vital importancia para nuestro mundo (y lo será hasta que los coches eléctricos sean legión).

Para empezar ¿De dónde viene la  gasolina? La gasolina es uno de los derivados más importantes del petróleo, una mezcla de hidrocarburos (moléculas de carbono e hidrógeno) que se origina con la descomposición de organismos vegetales y animales, acumulados en el fondo del mar y lagos, sepultados bajo altas presiones y altas temperaturas durante millones de años.

El petróleo crudo es extraído y aquel que no es llevado a los buques para su exportación es conducido a las refinerías, donde los tipos de hidrocarburos que lo componen son separados para luego ser aprovechados. La gasolina es formada con el petróleo refinado, utilizado principalmente como combustible, es esencial para la red mundial de transporte, el combustible primario que hace funcionar los motores de combustión interna que mueven la mayoría de los automóviles y otros sistemas de transporte.

¿Cómo se transforma el petróleo en gasolina?

Para que se pueda obtener lo que hoy es la gasolina previamente hay que calentar el petróleo. A medida que sube la temperatura, los compuestos con menos átomos de carbono en sus moléculas (y que son gaseosos) se desprenden fácilmente; después los compuestos líquidos se vaporizan y también se separan, y así, sucesivamente hasta obtener las diferentes secciones.

Esto se realiza en una torre de destilación, la parte clave de la refinería. Cuando el crudo está dentro, se calienta hasta alcanzar los 400 °C y hace que los vapores suban a través de las diferentes secciones, donde las sustancias se van condensando en función de sus características.

proceso de destilación del petroleo

Los primeros vapores que se licúan son los del gasóleo pesado, a 300º C aproximadamente, después el gasóleo ligero a 200º C; a continuación, la kerosina a 175º C, la nafta y por último, la gasolina y los gases combustibles que salen de la torre de fraccionamiento todavía en forma de vapor a 100º C. Esta última fracción se envía a otra torre de destilación, donde se separan los gases de la gasolina.

Los procesos de refinación del petróleo se han desarrollado en respuesta a las cambiantes demandas del mercado para ciertos productos. Con la llegada del motor de combustión interna la tarea principal de las refinerías se convirtió en la producción de gasolina… pero las cantidades disponibles de la destilación eran insuficientes para satisfacer la demanda de los consumidores. Las refinerías comenzaron a buscar maneras de producir más gasolina y de mejor calidad y para ello desarrollaron los procesos de refinación del petróleo de dos formas: romper grandes moléculas de hidrocarburos pesados y remodelación o reconstrucción de las moléculas de hidrocarburos.

Refinería de petróleo

Sacada de la refinería, la gasolina se transporta a los depósitos al transcurrir un período obligatorio de almacenamiento, el combustible es transportado a las estaciones de servicio y posterior a esto es vendida a los usuarios.

La gasolina es esencial para la red mundial de transporte, sirviendo como combustible primario que hace funcionar los motores de combustión interna que mueven la mayoría de los automóviles y otros sistemas de transporte como trenes, barcos, fábricas industriales.

En las décadas siguientes se han buscado combustibles derivados que tengan un nivel de contaminación más bajo. En el Siglo XXI la gasolina sigue siendo uno de los más importantes combustibles para la sociedad aunque ingenieros y científicos buscan otro tipo de energía sucesora de la gasolina, ya que además de que la escasez del petróleo, un recurso natural no renovable, provoca grandes variaciones en las economías locales, la combustión provoca contaminación. Pero esa, ya es otra historia.

Fuentes: Biblioteca Digital, YouTube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta