Este suceso fue grabado en Viena, Austria, y ya alcanza más de dos millones y medio de visitas. La razón de tanta expectación es que unos optimistas conductores de grúa pensaron que cualquier coche mal estacionado debe ser retirado de la vía pública. La ley es la ley.

Aunque se trate de un Maybach 62S que pesa 2.805 kilos. Sí, casi tres toneladas, y más aún si cuenta con equipamiento de blindaje. Este exclusivo modelo tiene un propulsor V12 biturbo que rinde más de 600 CV. Además tan “sólo” mide 6,16 metros.

Como se puede observar, la grúa no arrastra el coche, es de las que lo elevan a través de un brazo, por lo que la maniobra les cuesta más de lo que habían calculado. El supersedán de lujo ante tal sacrilegio comienza a hacer sonar su alarma antirrobo ante las carcajadas del público.

El resultado fue que el coche se desplazó unos centímetros de la acera y los pobres de la grúa se fueron lo más dignamente que pudieron, no sabemos si a por refuerzos. Quizá deberían haber probado con la grúa que merodea por los aeropuertos de Estambul y se lleva tu coche en menos de un minuto. Puede que les resulte más efectiva.

Fuente: RallyTube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta