Récord de aparcamiento marcha atrás, de aceleración, de autonomía, en tuk-tuk sobre dos ruedas, salto con camión… en el mundo del motor no faltan ganas de superación ni imaginación. Lo que os traemos hoy es otro récord que es mejor que no intentéis en vuestro barrio, a no ser que seas un experto.

El récord tiene bien poco instructor del BMW Performance Center que marcó el récord mundial de drifting en un BMW M5 recorriendo 82,52 km. Ahora fue el piloto acrobático Vesa Kivimäki ha roto el récord mundial de velocidad a dos ruedas a 186 km/h en un un BMW 330 con neumáticos Nokian.

Se ha convertido así en el hombre más rápido en un coche sobre dos ruedas tras superar el que se estableció hace 19 años en un Volvo 850 Turbo, y que nadie había conseguido batir. Un título nada desdeñable dada la dificultad que implica circular con el coche inclinado casi 80 grados, aunque el piloto afirma llevar desde los seis años conduciendo. La única “ventaja” de la que disponía era la línea recta que tenía por delante:

Otro récord a dos ruedas, y no en moto, se batió en Nürburgring, que no vio una de sus vueltas más rápidas pero sí más trepidantes. En esta ocasión sobre un MINI y durante 45 minutos. El piloto que lo ha hecho realidad es un especialista chino llamado Han Yue, que completó el trazado alemán al completo sobre dos ruedas.

En este caso sí se modificó el vehículo: jaula antivuelco, juego de llantas especiales con neumáticos de goma sólida y asiento de competición con arnés. En cada curva da la impresión de que caerá, pero se mantiene durante todo el circuito. Parece mentira que un vehículo pueda circular así.

Vía: Guinness World Records

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta