Montaña de Baoding, provincia de Yunnan, China. Tres camiones especiales se preparan para la mayor tarea de sus vidas. Estos vehículos son camiones transportadores de aspas de molinos eólicos, y su objetivo es llevar su gigantesca carga a lo largo de una carretera de 5’5 km de longitud y con múltiples giros hasta lo alto de la montaña, donde están los molinos generadores de electricidad.

Necesitan gran potencia, capacidad de tomar curvas cerradas y buen desempeño en terrenos difíciles. Todo eso en una carretera estrecha. Todo eso con, repetimos, las palas encima. No os entretenemos más, dadle al play.

El giro de la parte trasera del camión se consigue gracias a un sistema hidráulico. Con ello, las aspas pueden evitar toda clase de obstáculos, ya sea edificios en ciudad o el propio terreno en la montaña. La flexibilidad que otorga este sistema es más que considerable. Para comparar, aquí tenéis cómo se movería normalmente un aspa en carreteras más sencillas:

Un camión largo, con el aspa totalmente horizontal y apoyada, rodeado de coches que avisan de su presencia. Nada que ver con lo que necesitan para subir a la montaña de Baoding los camiones de C&C, la empresa proveedora de estos impresionantes vehículos. Hay que tener en cuenta que los molinos de la región China ofrecen electricidad a dos núcleos urbanos de Yunnen, por lo que es absolutamente necesario actualizarlos.

Lo cierto es que estos camiones presentan una imagen visual increíblemente curiosa. Podríamos esperar que en cualquier momento se eleven al cielo y…

Desde luego un Megazord lo tendría bastante más fácil para transportar las aspas hasta la cima, yendo a pie y con música épica de fondo incluida. Aunque por si acaso, bastará con que estos camiones no se pongan a hacer batallas de justas con las aspas como lanzas.

Vía: Fogonazos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta