Imagina unas vacaciones en un lugar exótico, pongamos que te vas de Safari y en medio del recorrido, en un momento de paz y relax donde te da tiempo a mirar las fotos que acabas de hacer y seleccionar para subir a tu red social, te ves atacado por un rinoceronte enfurecido de más de 1.400 kilos a 55 kilómetros por hora. No contento con la primera embestida, el animal continúa empujando hasta que el conductor del vehículo en el que viajas sale de su estupor y decide arrancar el vehículo.

Todo esto fue lo que presenciaron los turistas que viajaban en este Toyota Land Cruiser. Una nueva escena de la naturaleza contra hombre, en este caso una recreación del David contra Goliat solo que, en este caso, el humano se defiende en una armadura de acero. Afortunadamente, la testigo que pudo grabar el ataque confirmó que el grupo de turistas escapó sin problemas y el susto quedó solo en una anécdota.

Fuente: Daily Mail

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta