Hay una diferencia bastante clara entre la suerte y los milagros: La suerte, en un momento dado, la podemos tener todos, pero los milagros son cosa de unos pocos. Hemos recopilado cinco situaciones que realmente reflejan estos milagros de los que hablamos. Ya habíamos visto dos ejemplos similares en Rusia No podemos decir que la gente que mostramos a continuación haya tenido suerte, sino que alguien de ahí arriba a bajado a verles en el momento y en el lugar preciso.

Aquí vemos a un chico que seguro que estaría maldiciendo todo porque su furgoneta se había roto. Seguro que después de lo que pasa no vuelve a quejarse por estar tirado en medio de la autopista y se da cuente de lo sumamente afortunado que ha sido

A este hombre el coche literalmente le rozo. Cuando estas tranquilamente paseando y de repente ves como un coche fuera de control se acerca a ti a toda velocidad, seguro que ves tu vida pasar delante de tus ojos. Afortunadamente, para este hombre, esto se quedó en un susto.

Parece una escena sacada de una película de James Bond, pero no, en este caso el vídeo es de la vida real. Seguro que este hombre nunca se había planteado que podría protagonizar una de estas escenas tan míticas en cualquier película de acción en que el protagonista camina tranquilamente cuando hay una explosión detrás de él. Quizá sea la sorpresa y el no esperarse para nada que el coche fuese a estallar, pero sin duda no podemos negar la elegancia de este hombre ante la situación.

Otro de esos momentos en que literalmente ves tu vida pasar por delante de tus ojos, con la diferencia de que este hombre ni siquiera se dio cuenta de que venía un coche a toda velocidad a sus espaldas. Simplemente camina tranquilamente y ya después se da cuenta de lo que acaba de suceder.

Aquí mostramos una de esas situaciones donde los buenos reflejos y la adrenalina se juntan y forman una combinación imparable, que, en esta ocasión, consiguen salvar la vida de este afortunado señor. Seguro que jamás había pensado que podría correr tanto. Otra cuestión interesante que vemos en este vídeo es que el hombre ni siquiera suelta el maletín que lleva. Algo muy importante debe de llevar ahí dentro cuando literalmente, lo está protegiendo con su vida.

Otra situación en que los buenos reflejos y la habilidad casi sobrenatural que nos da la adrenalina son capaces de juntarse y hacernos hacer cosas maravillosas. Son casi milímetros lo que ha separado a este conductor de una trágica muerte.

Fuente: Youtube

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta