Hoy en día las cámaras on-board son algo normal en cualquier tipo de actividad al aire libre. Y los deportes del motor no son una excepción. El abaratamiento de este tipo de productos ha supuesto que estos vídeos se conviertan en un fenómeno generalizado. No hace falta nada más que explorar un poco entre la infinidad de canales de Youtube o Vimeo (amén de muchos otros) para darse perfecta cuenta de ello.

Lo que ya no resulta tan normal es que en el año 1967 se rodase, utilizando esta técnica, una vuelta rápida de un Fórmula 1 de la época en un circuito tan mítico como el de Nürburgring.

Vuelta_rápida_Nürburgring_Fórmula_1_1967_02No sorprende tanto la baja calidad de la imagen, algo lógico para los medios de la época, como la velocidad a la que eran capaces de abordar el mítico Nordschleife con aquellos aparatos y, sobre todo, lo que ha variado el trazado con respecto a su estado y configuración actual, para constituirse en los 20.832 metros de pista de carreras más famosos del mundo.

Además hoy en día el trazado es empleado por multitud de marcas como pista de pruebas para sus monturas, y así obtener la mejor puesta a punto posible, gracias a la gran variedad de curvas, tipos de asfalto, peraltes, etc., tal y como hemos visto recientemente en el caso del SEAT León Cupra, estableciendo un nuevo récord para vehículos de producción de tracción delantera.

¿Serías capaz de reconocer algunas de las curvas más famosas del “Infierno Verde”?

Sin más os dejamos con este curioso vídeo:

Fuente: Boldride

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta