Los coches modernos cuentan con numerosas tecnologías que ayudan a realizar una conducción más eficiente, alertan automáticamente a los servicios de emergencia o diagnostican problemas mecánicos. Muchos de estas novedades son opcionales y suben el precio del coche. Pero este ingenio, Automatic, pretende solucionar estos problemas de forma sencilla y económica.

Se trata de un dispositivo que opera a través de nuestro teléfono móvil. Un pequeño enchufe, el Automatic Link, se conecta al puerto de diagnóstico del vehículo, (en coches a partir del año 2000) que permite tener acceso a una parte oculta de nuestro vehículo reservada hasta ahora para servicios de inspección y reparación. Luego, mediante Bluetooth, se conecta al smartphone, que se convierte en un display de interacción para el conductor. Es compatible con los sistemas operativos iOS y Android. Ahora que el coche está conectado al coche… ¿Qué se puede haceer?

Automatic tiene varias funciones. La primera tiene que ver con la conducción eficiente. La aplicación es capaz de analizar los hábitos de conducción para conocer nuestros vicios al volante que se relacionan con un exceso de consumo de combustible. Por ejemplo, dar muchos acelerones o frenazos bruscos. La aplicación no sólo nos avisa que pasamos al pisar el pedal, además, compone una base de datos de cómo conducimos y realiza un informe semanal que ayuda a corregir nuestros errores y a ahorrar combustible.

Esta tecnología cuenta con otra función, Check Engine que identifica cualquier problema mecánico que sufre nuestro coche. Además de avisar, da soluciones al problema, que suelen deberse a pequeños despistes, y cuando se que subsana el error, la alerta desaparece.


Otra función interesante es que dispone de tecnología GPS, lo que sirve para localizar el coche cuando olvidas dónde lo has aparcado. Además, si sufrimos un accidente, The Automatic identifica el accidente a través del la respuesta del acelerómetro. Alerta a los servicios de emergencia facilitándoles la descripción de nuestro coche y su ubicación, además de de avisar a nuestros contactos en caso de emergencia (lo determina según las llamadas más habituales que hacemos con nuestro móvil. En este vídeo se explica mejor su funcionamiento:

Además de no necesitar más instalación que enchufarlo al coche, Automatic es barato, ya que el sistema cuesta unos 54 euros. ¿Pero conviene abrir el coche a su acesso a un teléfono móvil tiene sus riesgos, pues podría conectarse al teléfono de otra persona, que tendría acceso directo a nuestro coche. Esperemos que hayan previsto estos pequeños agujeros de seguridad.

Vía: The Verge
Fuente: Automatic

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta