Pasamos muchas horas en el coche a lo largo del año. Es el protagonista en casi todos nuestros desplazamientos, bien sean cotidianos (como al trabajo o al colegio de los niños) o bien esporádicos (como las vacaciones). Tanto tiempo en la carretera hace que exista la posibilidad de sufrir algún tipo de accidente o imprevisto. Para esas situaciones, siempre es recomendable llevar un botiquín en el coche. No cuesta demasiado, apenas ocupa espacio y podría ser de gran ayuda en algunas situaciones.

No estamos obligados por ley a tener un botiquín en el coche, pero es una práctica muy recomendable. Nunca sabemos a lo que podemos enfrentarnos y, probablemente, un pequeño botiquín no pueda hacer nada ante un accidente grave. Pero no está de más llevarlo encima, pues ayudará para arrancar con los primeros auxilios. Ya hay algunas marcas que lo incluyen entre su equipamiento, mientras que también puede ser comprado aparte o ser confeccionado por uno mismo.

Qué llevar en el botiquín del coche

  • Desinfectante: para limpiar heridas se podría utilizar alcohol, agua oxigenada o suero fisiológico.
  • Apósitos: nunca está de más llevar gasas para hacer una limpieza adecuada.
  • Vendas: para hacer un vendaje comprensivo o sujetar alguna zona afectada.
  • Tijeras de punta redonda: las vendas y gasas a veces perderán utilidad si no pueden ser cortadas correctamente.
  • Jabón o gel antiséptico: la limpieza es clave en los primeros auxilios.
  • Guantes de látex: para no correr riesgos de infección al hacer las curas.
  • Analgésicos: el paracetamol o el ibuprofeno cumplen esta función.
  • Pomadas: las de quemaduras, las antiinflamatorias y las de las picaduras de insectos con las más útiles.
  • Manta térmica: para cubrir a heridos y evitar hipotermias.

Como hemos dicho anteriormente, en muchos sitios se pueden comprar. Ya hay algún botiquín de coche con todo lo anterior y algunos elementos más por un precio de alrededor de 15 euros. Son ligeros, tienen varios compartimentos y no restan espacio en el maletero. Además suelen venir con una guía de primeros auxilios que puede ser muy beneficioso para todos aquellos que no tengan conocimientos.

Si por el contrario se quiere hacer un botiquín artesanal hay que tener en cuenta varios aspectos. El recipiente (con forma de caja o maletín preferentemente) debe ser rígido y resistente para que los elementos del interior no se vean afectados. Se puede rellenar con los elementos citados anteriormente, pero siempre hay que tener en cuenta que hay algunos fármacos que caducan. Es recomendable una revisión de vez en cuando para reponer aquellos que lo necesiten.

4 COMENTARIOS

  1. Pero realmente, este botiquín, sirve para salvar una vida? Me parece que no es más que para un cortecito o una quemadura en un dedo que uno puede hacerse al cambiar un neumático o al meterle mano al motor y poca cosa más.
    Para brindarle atención a un politraumatizado no creo que sirva.

  2. Armando, a veces para salvar una vida es posible que el elemento que ahora mismo creas más inútil puede ser imprescindible, una goma para hacer un torniquete, por ejemplo, puede evitar que alguien muera desangrado.

  3. En mi país la policia corrupta inventa multas por no tener el botiquin y -astutamente- consignan “falta de elementos de seguridad” para no tener inconvenientes a la hora de sancionar.

Deja una respuesta