Gracias a la implantación de las rotondas, la seguridad y la fluidez del tráfico ha mejorado notablemente durante las últimas décadas. Sin embargo, una señalización deficiente o inadecuada, así como una conducción incorrecta, elevan el riesgo de accidentes. Evitarlo es posible teniendo en cuenta algunas sencillas pautas:

  • Ante la proximidad de una rotonda, hay que moderar la velocidad y observar atentamente las señales.
  • Aminorar la velocidad, y si es preciso detenerse, antes de incorporarse al carril adecuado.
  • Una vez dentro, señalizar mediante los intermitentes y de forma anticipada los posibles cambios de carril.
  • No detenerse nunca dentro de la rotonda.
  • Antes de salir, señalizar la maniobra para que los demás conductores que quieran acceder no deban esperar innecesariamente.
  • Importante, comprobar el lado derecho antes de salir ya que se podría cortar el paso de algún ciclista o motorista. Atención, también, por si existe algún carril bus o bici.
  • Preferencias: Si existe un paso de peatones, previo a la rotonda, la tiene el peatón. Los coches que ya circulan en el interior también la tienen, salvo que las indicaciones digan lo contrario.
  • Situarse correctamente es importante. Si se va a girar a la derecha o seguir recto, hay que incorporarse a la rotonda por el lado derecho y mantenerse en el carril exterior.
  • Si, por el contrario, se va a girar a la izquierda o realizar un cambio de sentido, el acceso a la rotonda debe realizarse por el carril izquierdo. Una vez dentro hay que mantenerse en el extremo interior. Para salir, hay que situarse en el carril externo, señalizando previamente la maniobra, a fin de no entorpecer la circulación del resto de vehículos.

La guardia civil también se ha sumado a mejorar la circulación en las rotondas y así evitar las posibles multas u accidentes que a veces pueden salir muy caros. Es por eso que el pasado 27 de junio compartían en su cuenta de Twitter el siguiente vídeo explicativo.

 

Aunque constituyen uno de los elementos más eficientes y seguros de la red viaria, su uso no está exento de ciertos riesgos. Algunos de ellos pueden deberse a la escasa señalización e iluminación, al no garantizar la visibilidad en el interior de la rotonda. Las infracciones cometidas por los conductores, en cuanto a las normas de preferencia, a la entrada y salida de esta. Los peatones deben extremar las precauciones prestando atención a los diferentes accesos y, en caso de no existir un paso habilitado, evitar cruzar por encima de la isleta.

[Articulo original del 21 de junio de 2010. Actualizado el 30 de junio de 2017]

5 COMENTARIOS

  1. Me alegra ver esta página porque explica de manera muy clara algo que produce, a la vista del día a día circulatorio, no poca confusión. Me gustaría decir que falta algo y me gustaría comentarlo.
    Es sobre el caso de glorieta con semáforo. Primero me gustaría añadir a lo ya dicho en la parte superior que una glorieta es un cruce, y dice la ley de tráfico que si llegamos a un cruce y existe la posibilidad de quedar atrapados no debemos acceder a él.
    Cuando en dicha glorieta existan semáforos y nos encontremos que existe uno en cada salida no debemos penetrar en dicha intersección si los semáforos de la salidad que queremos tomar está en rojo.
    Por ejemplo, si nos disponemos a cruzar una glorieta y vemos que el semáforo que nos da acceso está en verde pero aquel que nos da la salida está en rojo, debemos esperar a que cambie a verde y no obstruir el cruce.
    Por experiencia sé la incomprensión que recibes por el resto si actúas de la anterior manera recibiendo pitadas y malos gestos. Pero si accedes al cruce y no puedes continuar la marcha lo único que haces es bloquear el cruce al resto de vehículos que se incorporan por el resto de entradas que pueden terer su semáforo de salida en verde.
    Gracias.

  2. […] la hora de circular con seguridad por una rotonda, los intermitentes pueden ayudar mucho. Es importante  señalizar la salida de una plaza circular, […]

  3. Hola buenas tardes,estoy sacandome el carnet a-2 para moto,,mi comentario es el siguiente: para entrar en una rotonda tenga 3 0 mas carriles, debo situarme en el carril izquierdo, y estando dentro de ella antes de salir, intentare colocarme en el carril derecho, señalizando con el intermitente, mi maniobra, es correcto este comportamiento,,claro esta ,respetando a los conductores que tienen prefencia que estan a mi derecha.
    Gracias por la atencion un saludo .
    Vicente

  4. […] Tenemos claro que la prioridad en una rotonda la tiene el que circula por la derecha y el que ya está dentro, como norma general. Solo tienes que pensar en la rotonda como en una carretera de dos carriles y una salida a la que quiera acceder el vehículo del carril izquierdo, la prioridad la tiene obviamente el que está en el carril derecho. La misma norma hay que seguir en las rotondas con más de dos carriles: el de la izquierda siempre tiene que ceder el paso al de la derecha. Hace tiempo ya explicamos esto en nuestros consejos para conducir en rotondas. […]

Deja una respuesta