Si eres un ciudadano respetuoso con las leyes, probablemente solo tratarás con la policía y otras fuerzas de seguridad si eres la víctima de algún crimen o si te paran en la carretera. El mejor consejo a seguir en este segundo caso es “respetar a las autoridades”, ya que, en caso contrario, aumentarán exponencialmente tus probabilidades de terminar con una costosa multa.

A continuación te ofrecemos una serie de consejos que pueden inclinar la balanza a tu favor si la policía o la guardia civil te hacen parar el coche:

– No adoptes una actitud defensiva cuando te pare la policía, ni te pongas a discutir. Normalmente los agentes paran a los conductores cuando detectan un exceso de velocidad, cometes una infracción o te saltas una señal. Si tu primera reacción es cuestionarles sobre el motivo de su intervención, les das a entender que te han parado “por capricho”, por lo que disminuyen tus posibilidades de evitar la multa.

– Acepta que te han pillado y trata de ser lo más educado y agradable posible en la conversación para que el policía mantenga una actitud positiva.

No mientas. Si te has saltado un stop o conducías hablando por teléfono, el policía que te ha parado lo ha hecho sabe que has cometido una infracción. Además, los agentes están entrenados para detectar algunos signos de que una persona está mintiendo (tics, parpadeos, etc.).

– Tampoco los trates con excesiva familiaridad. Si has hecho un giro prohibido un “lo siento agente, es que llego tarde a llevar al niño a la excursión del trimestre y ni me he dado cuenta” puede sacarte de más apuros que un “¿de verdad que está prohibido?” o un “es que el que iba delante de mí también ha girado mal y a él no le has parado”.

– Cuando un coche de la policía o la guardia civil te haga señales para que detengas el coche, debes actuar de manera calmada, parando el coche a la derecha con un margen de seguridad y quedándote dentro del vehículo hasta que el agente se aproxime. Si actúas con nerviosismo o te tiemblan las manos al buscar o entregar la documentación, estás enviando señales negativas y puede que el agente no pare hasta encontrar un motivo a toda esa “culpabilidad”.

– Lo mejor es esperar calmado, con las manos en el volante, repasando mentalmente dónde tenemos el carnet de conducir y los papeles del coche y analizando la razón por la que nos puede haber parado el policía. Si te paran al atardecer o de noche, no olvides encender las luces interiores del coche. Aunque resulte tentador y sea cierto, no presumas de a quién conoces o de ser alguien muy importante. Eso no te ahorrará la multa y de hecho, los intentos de intimidar o sobornar a los agente suman papeletas para que no te pongan una sino más de una.

Vía | Yahoo Cars

1 COMENTARIO

  1. “No mientas. Si te has saltado un stop o conducías hablando por teléfono, el policía que te ha parado lo ha hecho sabe que has cometido una infracción.” – Pues se de algunos casos, en los que el agente (Guardia Civil) ha metido la pata hasta el fondo y abusando de su presunción de veracidad de palabra por ser agente, han denunciado por ir hablando o utilizando un móvil que en realidad no era tal, si no una mano rascando una oreja, o la vista baja mirandose la camisa en dos de los casos que conozco. Además en estos casos no llevaban móvil encima.
    Al final las leyes van donde quieren los Reyes….y así nos vá.
    En el resto del artículo estoy de acuerdo totalmente, si el agente tiene un buen día…no denunciará, y si no, no haber cometido infracción.

Deja una respuesta