Llega la primavera y por tanto una de las peores épocas para las personas alérgicas, ya que según la Fundación Mapfre provoca distracciones que causan muchas muertes al año en las carreteras españolas.

Muchas de las marcas automovilísticas llevan un filtro HEPA que impide la entrada de polen en el habitáculo. ¿Lo lleva tu coche? Lo mejor es preguntar al comercial que te vendió el coche o mirar la sección de filtro del libro de mantenimiento del vehículo. Ahí debería aparecer un sello de un organismo como TÜV Rheinland o ECARF que certifican que el modelo ha superado las pruebas antialergia en laboratorio.

Por supuesto, cuando el conductor o alguien que suela viajar en el coche tiene problemas de alergia, debe cambiar el filtro antipolen una vez al año (sobre todo si se conduce mucho por ciudad) o limpiarlo con aire a presión. Uno nuevo cuesta entre 15 y 30 euros y la diferencia de precio se debe a que  los más caros son de carbón activo que filtran mejor el polen mucho mejor. Sabrás si está sucio si hay problemas con el aire acondicionado (no funciona a máximo rendimiento o a veces incluso huele un poco mal).

Además, puedes reducir hasta el 99% del polen que entra en tu coche si sigues estos seis sencillos consejos:

Ventanillas subidas

Lo más sencillo para evitar la entrada de polen en el coche es circular con las ventanillas subidas (sobre todo si va por una carretera con muchas plantas alrededor).

Viaja sin animales

coche perros ventanilla

Su pelo afecta mucho a los alérgicos ya que retiene parásitos, suciedad y… polen de las plantas. Si hay que viajar con animales, hay que lavarlos por lo menos una vez por semana, o llevarlos en el maletero.

Recirculación del aire

Este sistema impide tomar aire del exterior del vehículo. Todos los coche llevan este dispositivo y, en primavera es fundamental conectarlo para evitar que el polen entre en el habitáculo.

Mantén muy limpio el interior

Sobre todo si la tapicería de tu coche es de tela. Si lo puedes limpiar la tapicería en casa, lo más aconsejable es usar una vaporeta (el vapor es muy eficaz en este tipo de tejidos) o con agua caliente y una esponja.

Conduce con gafas de sol

Aunque pueda parecer mentira, utilizar las gafas de sol hace que los ojos estén más protegidos. De esta forma se reducirán el picor y el lagrimeo que tanto molestan a la hora de conducir.

Viaja a horas adecuadas

Evita el amanecer y el atardecer, las horas del día con más concentración de polen en el aire. Madrid, Castilla La Mancha, Extremadura y Andalucía son las comunidades autónomas con mayores niveles de polen en primavera.

Cuidado con los medicamentos

Normalmente los antihistamínicos que se recetan para combatir la alergia no dan sueño a los pacientes (al menos los de última generación). Sin embargo, siempre hay que asegurarse de los efectos de los medicamentos al volante, ya que la somnolencia es una de las causas principales de accidentes. Ante la duda hay que consultarlo con el médico.

Información previa

Si va a viajar, consulte los niveles de polen en la Red Española de Aerobiología en el sitio web www.uco.es (teléfono 957 218 719).

Vía: Allergy Care

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta