Logo de Noticias Coches
mafia-robo-internet
Luis Ramos Penabad

Cómo usan las mafias las webs de venta de coches

La gente quiere comprar coches por Internet. Ayuda a informarse, comparar precios y lograr unas buenas ofertas con las que te ahorras bastante dinero. Pero al mismo tiempo, la gente tiene miedo de ser estafada. No son temores infundados. Ocurre y son hechos que hay que denunciar siempre. La gente lo hace e intenta desemascarar a quienen intentan engañar a los demás. Buen ejemplo de ello es nuestro artículo Estafas en la compra de coches por Internet. En sus más de 82 comentarios la gente deja sus impresiones y los casos que encuentra en Internet. Sin duda, sirve para que a otras personas no les ocurra lo mismo.

Hoy os acerco un intento de estafa a un gran amigo mio y cómo verificó que lo era. Acaba de nacer su tercera hija y el coche se le quedaba ya pequeño para toda la familia. Su primer paso en la búsqueda de coche fue recurrir a Internet para, como cuenta, «hacerse una idea del estado del mercado sin recorrerme 20 concesionarios».

Fue en una página de la competencia donde se encontró un ofertón que no podía dejar pasar. Una excelente furgoneta por la mitad del precio habitual en ese modelo. No podía dejarlo pasar y envió unas sencillas preguntas al vendedor.

La respuesta llegó al día siguiente y mi amigo pensó que la cosa marchaba y la oportunidad de ganga era real. Pero en su «respuesta» no contestaba a ninguna de sus dudas, así que envió de nuevo el mismo email . la la segunda contestación fue la que le hizo desconfiar: Le envió la documentación escaneada sin pedírsela y le ofrecía enviarle el coche a casa, sin pedírselo tampoco.

Su siguiente paso fue comprobar que lo que le decía era cierto: «Trabajo en la embajada Española en Alemania, en Berlin y el coche y su DNI están en Málaga».

Mi amigo no es detective en absoluto. Hizo algo tan fácil como enviar un email a la embajada en Berlin. Enseguida le contestaronque allí no trabajaba este señor. Como tenia su nombre, una sencilla búsqueda en Google le llevó a su perfil de Facebook. Mi amigo le envió una invitación de amistad, hablándole de la compra de esa furgoneta. A los diez minutos obtuvo su respuesta: No era él… y no era el primero que le decía lo mismo sobre ventas de coches.

Las fotos de la furgoneta se parecían mucho a otras ofertas similares. Una búsqueda en Google le ayudó a encontrar las fotos y el vendedor original. Mi amigo se puso en contacto con él y efectivamente utilizaban sus fotos sin su consentimiento. Estaban intentando estafarle con un producto que no tenían y bajo nombre falso. El objetivo, que les adelantes dinero sin compromiso por su parte.

El problema mayor estuvo cuando mi amigo solicitó a la página web que retirase los anuncios. Directamente le contestaron que no, básándose en que no son responsables de lo que allí se publica. El fraude lo hacen estas mafias y no las empresas que tienen webs de anuncios, pero algo de responsbilidad existe. En coches.com ponemos nuestro granito de arena para que esto no ocurra y validamos todos los coches que se publican en la sección de coches de segunda mano (los nuevos son de concesionarios oficiales). Cuando los precios son sospechosamente bajos y no se ajustan a determinados parámetros de mercado (como el caso de mi amigo), se llama al vendedor para comprobarlo. Si no da confianza, el anuncio no se publica. Es un trabajo tedioso, pero sólo así se logra la confianza final del consumidor en una compra tan a distancia tan importante (muchas veces es la segunda gran inversión en una familia, tras su hogar).

Vía: Israel Olalla Blog (en su blog cuenta la experiencia en primera persona)

  • coches segunda mano
  • estafa
  • Internet