Las vacaciones están a la vuelta de la esquina. Los largos viajes en coche son típicos de estas fechas. Por ello es necesario preparar los desplazamientos en coche con cuidado, y evitar que la fatiga, la somnolencia o el calor nos amarguen el momento más deseado del año. Estos consejos se hacen necesarios para llegar, a nuestro destino final, sanos y salvos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la precaución con los medicamentos. Son muchos los que, en su prospecto, advierten de que afectan negativamente tanto a la concentración como a la capacidad de conducir. Por ejemplo, los ansiolíticos, sedantes e hipnóticos. Pero también se debe tener precaución con los analgésicos y antimigrañosos, antihistamínicos, antipsicóticos, algunos antibióticos, etc. Es decir antes de tomar un medicamento, si vamos a conducir, hay que leer el prospecto.

Por otro lado, la capacidad de visión puede verse alterada por los colirios. Y si se toman varios medicamentos, existe la posibilidad de que interactúen y afecten también a la capacidad de concentración. Importante tenerlo en cuenta si se va a viajar.

Para realizar un trayecto sin sobresaltos, hay que empezar el viaje descansado, tras haber dormido el tiempo suficiente. Por ello es clave no realizar el viaje durante las horas habituales de sueño. Además a continuación os facilitamos varios de los consejos que prescribe la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) necesarios para un trayecto de éxito:

No remediar la somnolencia a base de bebidas con cafeína. Ya que cuando el efecto pasa, el cansancio aparece con más intensidad.

No salir en ayunas: tome comidas ligeras de fácil digestión y beba bastante (agua y bebidas sin alcohol) antes y durante el viaje.

– Si se nota adormecido o cansado, descanse: es mejor parar fuera de la calzada y dormir, antes de arriesgarse a tener un accidente.

Descansar durante el trayecto. Es necesario hacer paradas cada 200 o 300 km o cada 2 horas. Si hace mal tiempo o hay tráfico intenso, las paradas deben ser más frecuentes.

– En los momentos de descanso, salga del coche y estire las piernas.

– Si puede elegir, es esencial evitar las horas centrales del día.

– Recomendable llevar prendas de tejidos ligeros, que permitan la transpiración y la ventilación.

– Dentro del vehículo es necesario tener una temperatura media, sin sobrepasar los 24 ºC ni bajar de los 19 ºC.  Si no se tiene aire acondicionado, imprescindible airear el coche regularmente.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta