Es molesto, aunque totalmente comprensible, que una tormenta repentina tenga la capacidad de arruinar por completo tu viaje. La lluvia hace que las calles se vuelven resbaladizas, el tráfico se intensifique y que el parabrisas se empape empeorando enormemente la visibilidad. No hay mucho que puedas hacer, salvo mudarte a la sequía del desierto. Pero, ¿y se te pones unas gafas de sol cuando empieza a llover?

Suena raro, ¿verdad? ¿Pueden unas gafas de sol hacer que la tormenta desaparezca mágicamente? Son muchos los que sostienen que es así, además de que también reducirá el haz de luz de los coches que pasan y funcionará tanto en condiciones diurnas como de poca luz durante la noche. Según los mitos, ponerse las gafas de sol cuando llueve por la noche, en otras palabras, devuelve la visibilidad del conductor a los niveles normales.

Las gafas de sol hacen desaparecer la lluvia: ¿Mito o realidad?

Y si estas afirmaciones no son ciertas, entonces hay una gran cantidad de conductores en la carretera que, involuntariamente y a expensas de la opinión pública, empeoran su visión. Tan ridículo como suena, pero hay algo de verdad en ello. En primer lugar, ignora por completo la sugerencia de ponerse gafas de sol por la noche; ya está demasiado oscuro para oscurecerlo aún más. Hacerlo es tan práctico como circular sin luces por una carretea de montaña.

Y, al contrario de lo que dicen las creencias populares, las gafas de sol no tendrán un efecto positivo suficientemente aceptable durante los periodos de lluvia para compensar el hecho de que, grosso modo, están empeorando la visibilidad general. Sin embargo, usar gafas de sol durante las tormentas durante el día está bien (siempre que el cielo no esté muy oscuro), y también pueden ayudar a aumentar el contraste entre la niebla leve y moderada.

¿Vale cualquier gafa de sol?

No vale cualquier gafa de sol: conduciendo bajo lluvia intensa, tienen que ser polarizadas. Este tipo de lentes funcionan para bloquear los componentes horizontales de la luz dispersada o reflejada, lo que significa que ayudan a contrarrestar la difusión de la luz que los efectos atmosféricos como la niebla o la lluvia tienen sobre la luz del día. Si no son polarizadas, no harán nada más que oscurecer el campo de visión, aumentando el riesgo de accidente en lluvia.

Puede que hayas escuchado que las lentes amarillas mejorar la visión nocturna de los conductores. Es otra falacia, no ayudan a los conductores a ver mejor y pueden, de hecho, empeorar la visión. Según el estudio publicado en JAMA Ophthalmology y recogido por Reuters, el uso de gafas de distintos tonos, ya sea amarillo, rojo o azul, corta el paso de la luz. Eso significa que es lo mismo que usar gafas de sol mientras conduces de noche.

Conclusión

Para cualquier conductor que quiera usar gafas de sol mientras conduce bajo la lluvia, no todas aumentan la visibilidad bajo la lluvia. Contrariamente a lo que dice la leyenda urbana, solo las gafas con cristales polarizados funcionarán en tu beneficio debido a su composición. También recuerda que tu campo de visión puede verse afectado por la niebla y la escasez luz, por lo que si cualquiera de las condiciones climatológicas es muy intensa, lo mejor es esperar a un lado y saber qué hacer.

Fuente: Circulaseguro

1 COMENTARIO

  1. Muy bien lo de las gafas polarizafdas, aunque si son oscuras tambien eliminan determinados colores del espectro, llamemosle “arco iris”.
    Las polarizadas, efectivamente polarizan la luz y hacen que los reayos de una determinada posicion sean filtrados, pero ¡ojo1, es posible que tambien filtren la vision de determinadas pantallas de las que ahora abundan mucho en los coches modernos, dejandolas en negro o invisibles al ojo polarizado.
    Ya hace tiempo que me asb a mi en la pantalla de los navegadores, se quedaba en negro, y hacia imposible la conduccion guiada con el navegador.

Deja una respuesta